HABILIDADES DEL TRADUCTOR:

Un buen traductor debe dominar una serie de competencias, las cuales son:

-Subcompetencia lingüística o dominio de las lenguas con las que se trabaja en todos sus niveles (morfológico, gramatical, sintáctico, lexicológico, terminológico y fraseológico) que implica un conocimiento tanto de las diferencias como de las similitudes en cuanto a los sistemas lingüísticos de ambas lenguas y su uso particular.
-Subcompetencia comunicativa y cultural en ambas lenguas que le permita comprender y reproducir textos idiomáticos en la lengua meta (LM) gracias a su conocimiento de la historia, entorno socio-cultural y esquemas conceptuales de la comunidad de origen y de la comunidad meta.
-Subcompetencia textual que le permita comprender la naturaleza del texto al reconocer los principios organizadores y los esquemas formales y textuales característicos del texto de origen (TO) y del texto meta (TM) tales como los mecanismos de coherencia y cohesión que componen los textos, su estructura retórica o determinadas características que poseen los diferentes tipos de texto (argumentativos, instructivos, expositivos, etc.) y que deben observarse para dotar a los TM de la flexibilidad necesaria.
-Subcompetencia "translativa" o capacidad de pasar un texto de la LO a un texto de la LM sin interferencias y de acuerdo con el escopo (Nord (1997) -naturaleza, características- del encargo.
-Subcompetencia profesional o conocimento del entorno laboral y del funcionamiento del mercado de trabajo, de las tarifas oficiales, expedición de facturas, firma de contrato, seriedad y puntualidad en la entrega del encargo, etc.

Las tres priera competencias son comunes a la persona bilingüe, pero el resto son propias de los traductores profesionales.

Aparte de estas competencias, el traductor debe tener una serie de conocimientos y habilidades para desempeñar bien su trabajo. Estos son:

  1. Una amplia cultura general para comprender los textos con los que hay que trabajar.
  2. Un buen conocimiento -digamos, "un perfecto dominio"- de la lengua a la que se traduce. Se recomienda traducir a la lengua materna.
  3. Habilidad para redactar bien y capacidad para expresarse en diferentes estilos.
  4. Inquietud o curiosidad intelectual por saber sobre cualquier tema ya que, debido a la variedad de temas con que el traductor ha de enfrentarse, tendrá que interesarse por todo tipo de materias. Ello implica un cierto hábito de lectura.
  5. Poseer un rico y variado vocabulario o recursos para encontrar términos o vocablos precisos.
  6. Poseer sentido crítico y mente analítica para identificar errores, contradicciones y distinguir una buena frase de otra menos buena, o un registro o estilo adecuado de otro menos adecuado o juzgar lo buena o mala que puede ser una traducción.
  7. Poseer rigor científico, lo cual implica tener un cierto sentido del ridículo para reconocer frases, expresiones, palabras que no se tradujeron acertadamente por descuido, falta de timpo, dejadez... y son criticables y hacen que el traductor se juegue su prestigio.
  8. Poseer un cierto don de síntesis para ser breves y concisos y evitar la palabrería o la redundancia.
  9. Poseer una buena memoria retentiva para poder recordar con rapidez palabras, expresiones, fórmulas, etc. o bien tener recursos (bases de datos, ficheros personalizados, etc.) que agilicen la tarea de traducir.
  10. Poseer una buena disciplina mental: El traductor no es libre como lo son los escritores para dar rienda suelta a su imaginación . Debe respetar el texto original y no decir ni más ni menos.

Sin estos requisitos, la persona que se de dedique a esta profesión no sería capaz de realizar un trabajo bueno y digno, poniendo en peligro la fama de la profesión.

Las competencias antes mencionadas se adquieren y se aprenden estudiando las lenguas de trabajo; mientras que la habilidades y conocimientos se adquieren por cuenta de uno, leyendo mucho e intresándose por culturizarse.


HABILIDADES DEL INTÉRPRETE:

Aunque el traductor y el intérprete necesitan manejar en líneas generales las mismas características y habilidades, también deben tener ciertos rasgos específicos diferentes. Las características y habilidades comunes son: cultura general amplia, dominio de las dos lenguas, reconocimiento de diferencias lingüísticas y culturales, conocimiento de términos específicos, curiosidad intelectual, objetividad, fidelidad al texto o discurso original, así como posesión de un código de conducta propio.

Por otro lado, hay una serie de habilidades que son más requeridas en la actividad del intérprete que en la del traductor, como: una buena memoria retentiva, que le permita recordar con rapidez todo tipo de expresiones y fórmulas, para poder asegurar la calidad de la traducción, más agilidad en los diferentes tipos de interpretación (simultanea, consecutiva y de enlace) que implican a su vez simultaneidad o posterioridad y “espontaneidad” o “no espontaneidad” en la reformulación. Al mismo tiempo, el intérprete también necesita una cierta habilidad para identificar rápidamente estilos y pasar de uno a otro con bastante facilidad, así como una buena capacidad de síntesis y concisión para evitar la redundancia. En el caso del traductor sin embargo se requiere también habilidad para redactar bien junto a la capacidad de expresión en varios estilos.


El intérprete debe dominar los siguientes aspectos:
  • La voz (claridad, tono, etc.)
  • La fluidez
  • La memoria (tanto memoria mediata como inmediata)
  • La toma de notas (el intérprete debe desarrollar su propio sistema)
  • La fidelidad




Man with glasses holds two tables with 'Thou shalt' and 'Thou shalt not'
Man with glasses holds two tables with 'Thou shalt' and 'Thou shalt not'
CÓDIGO DEONTOLÓGICO DEL INTÉRPRETE




La mayoría de los teóricos que se han pronunciado al respecto, así como diversas asociaciones de intérpretes de gran prestigio, coinciden en determinados principios en los que cualquier interpretación, sea de la naturaleza que sea, debe asentar sus bases. Estos principios son los que garantizarán una interpretación de calidad y velarán por la imagen profesional del intérprete como persona óptimamente cualificada en discursos multilingües. Pero como todos ya sabemos, la interpretación va más allá; no sólo se basa en el transvase de una lengua a otra, sino que el intérprete, en cierto modo, se hace partícipe de la interacción que se establece entre los interlocutores y debe adoptar, por tanto, una actitud en la que se reflejen todos los principios que se enumeran a continuación:

Confidencialidad.

La confidencialidad es uno de los puntos principales de la ética del intérprete.
Todos sabemos que durante el proceso de interpretación, se le da a conocer al intérprete una determinada cantidad de información que, seguramente, en otras condiciones nunca hubiera llegado a sus oídos. Basándonos en este principio, el intérprete no puede divulgar ninguno de los contenidos expresados durante la conversación.

Incluso después de que la información se haga pública, el intérprete tiene la obligación de respetar este principio de confidencialidad. La única excepción es la siguiente situación: uno de los participantes de la interpretación que se está desarrollando renuncia formalmente a la confidencialidad. Aún así, el intérprete, como buen profesional, debe asegurarse de qué partes de la interpretación se consideran “no censuradas”.
Debemos destacar el hecho de que el intérprete no debe abstenerse únicamente de revelar información obtenida durante las conversaciones sostenidas por un cliente en una situación de interpretación, sino que debe comportándose atendiendo al mismo principio en lo que respecta a la información de tipo:
- cuánto tiempo duró el servicio
- en que lugar se realizó
- por quién se realizó
- participantes de la conversación
- con qué objetivo se realizó el encuentro
- si se alcanzo dicho objetivo

Obviamente este tipo de información sí forma parte del grupo que podríamos denominar “información revelable” en el caso de que algunas de las partes que está citada para formar parte de la conversación la solicitase para poder asistir al encuentro.

Determinadas personas aconsejan que el intérprete, antes de iniciar una interpretación, recuerde a los participantes cuál es su papel y el principio de confidencialidad bajo el cual trabaja, para, de este modo, evitar encontrarse en situaciones difíciles en las cuales se vea presionado a dar información que no esté autorizado a dar.

El principio de confidencialidad debe mantenerse igualmente en situaciones pedagógicas, no siendo aconsejable el empleo de ejemplos basados en situaciones reales de interpretación. Lo que verdaderamente se debe evitar a toda costa es ofrecer datos que permitan identificar a los participantes en esa situación particular de interpretación, tales como: Nombre, edad y/o sexo del cliente, día, hora o momento del año en que se llevó a cabo el servicio, ciudad, institución, empresa, etc.

La confidencialidad no está dirigida sólo a evitar que información confidencial o “importante” salga a la luz pública. El objetivo principal es evitar que información que debería ser privada llegue a oídos de terceras personas. Un ejemplo claro es el siguiente: un trabajador rumano en España es imputado por un delito y necesita un intérprete para que interprete, no sólo sus declaraciones durante el juicio, sino para que se haga posible la comunicación entre él y su abogado.
Este principio de confidencialidad del que estamos hablando es muy importante a nivel judicial; protege la relación entre cliente y abogado e impide que las declaraciones hechas durante una entrevista o los documentos del legado del cliente sirvan como prueba ante el Tribunal.

Fidelidad y exactitud

Este principio hace referencia a la capacidad que el intérprete debe tener para escuchar el discurso en la lengua origen y reproducirlo fidedignamente en la lengua meta. El intérprete debe reproducir todos los detalles que las partes le proporcionen sin agregar, omitir, condensar o cambiar ninguno, ni juzgar si son importantes o no. De este modo, se debe trasmitir la totalidad del discurso de manera cuidadosa y fiel, prestando especial atención a las variaciones de tipo lingüístico y cultural existentes entre las lenguas. El intérprete debe realizar todo el esfuerzo que le sea posible para permitir un entendimiento total entre las partes implicadas en la interpretación.
Hay discrepancia con respecto a este principio de fidelidad; la mayoría de los códigos deontológicos apuestan por un intérprete mediador y conciliador para no se vea afectado el transcurso de la conversación. Sin embargo, podemos encontrar intérpretes que prefieren ceñirse más a la literalidad. Al no existir colegios profesionales que asienten unas bases con respecto a este principio, cada profesional se rige por su propio protocolo.
Algunos intérpretes afirman que no es necesario que las palabras o el registro sea exactamente el empleado por el emisor. Sin embargo, otros afirman que se debe interpretar el discurso teniendo muy presente el estilo, el registro y el léxico empleado por los participantes de la conversación. Por ejemplo, un intérprete del servicio público de salud de un hospital debe interpretar los discursos tal y como le llegan a sus oídos. Hay quien afirma lo siguiente: “Si un paciente usa un registro bajo debe trasladarse como tal a la lengua meta: “In that moment i didn’t give a damn”. La traducción, según algunos intérpretes profesionales sería: “En ese momento, no me importó un pepino”. Esta afirmación podría excusarse de la siguiente manera: “El entendimiento es entre ellos, y los intérpretes sólo se limitan a trasladar los discursos de una lengua a la otra”. Aun así, creemos que esta aptitud no es la más acertada.
El objetivo es interpretar no sólo el contenido, sino también el espíritu del hablante.
Nos gustaría añadir que, “exactitud” también significa ofrecer al receptor el mensaje completo, incluyendo la información que pertenece a la Comunicación No Verbal (CNV) y que viene transmitida por elementos como las pausas y la entonación de la voz.

Hispanic interpreter plays fast and loose with a text.
Hispanic interpreter plays fast and loose with a text.


Selectividad

“Selectividad” significa que el intérprete sólo aceptará aquellas asignaciones que estén dentro de su área de rendimiento.
El intérprete social, como cualquier ser humano, está lejos de la perfección, y forma parte de su ética el saber decir “no” a determinados trabajos para los que no se vea capacitado por cualquier motivo; de lo contrario, no sólo se está perjudicando a sí mismo, sino que está poniendo en tela de juicio la reputación de su propia profesión y, en el peor de los casos, puede incluso llegar a atentar contra la vida del cliente si comete, por ejemplo, un error en la traducción de la posología del fármaco que el médico le está recetando.
Las siguientes son algunas de las causas que pueden conllevar a un profesional a rechazar determinados trabajos que:
- vayan más allá de la formación adquirida por el intérprete.
- requieran una labor de documentación y preparación previa para ejecutar un trabajo de calidad.
- involucren a un familiar o un amigo íntimo.
- Vayan en contra de sus creencias e ideologías religiosas, morales, políticas, etc.

En ciertas interpretaciones en la que no se vea involucrada, la vida del cliente (interpretaciones en el ámbito sanitario), o no dañe la reputación de la parte interpretada (en la resolución de un juicio, el juez falla en contra del acusado) y en el caso de que no hubiese otro intérprete que pueda cubrir un servicio para el cual el profesional existente no se considera apto por cualquiera de las razones anteriores, es importante explicar claramente la situación al usuario y, si aún así, este decidiera que el intérprete debe prestar el servicio, éste lo hará intentando hacerlo de la mejor manera posible.
En caso de problemas en el entendimiento de algunas de las lenguas, el intérprete está obligado a pedir aclaraciones para, de este modo, ser capaz de interpretar todo el contenido de manera fiel.

Imparcialidad

“Imparcialidad” implica la abstención del intérprete social de expresar sus propias opiniones acerca del contenido de la comunicación, es decir, que el intérprete no debe tener actitud de juicio ni prejuicio sobre aquello de lo que la conversación trata. Incluso si el intérprete no estuviese de acuerdo con el contenido, fuese contrario a sus creencias, su ideología, pensase que es inmoral o falso todo aquello que está siendo sujeto de interpretación, éste deberá limitarse a interpretarlo y abstenerse de emitir juicios u opiniones personales. De este modo, deberá ser capaz de neutralizar sus sentimientos y opiniones personales, para dar a paso al transcurso de la praxis conversacional. He aquí un ejemplo claro en donde se podría poner a prueba la madurez emocional del intérprete.
Esto no significa que el intérprete con el fin de lograr la imparcialidad, sólo pueda aceptar trabajos que no afecten a su ideología, para, de este modo, evitar posibles añadidos personales que puedan alterar el mensaje.

Algunos profesionales llegan a comparar al intérprete con un robot, puesto que debe limitarse a interpretar discursos, y debe aprender a “no sentir”, a mantenerse frío y distante en la conversación para evitar participar emocionalmente en ella. Sin embargo, el intérprete debe recurrir a sus dotes comunicativas para ser capaz de trasmitir una cierta calidez a los clientes. Rosana Famularo, intérprete de sordos en la Administración Pública (INAP), comenta: quizás el término “robot” lleve a confusiones, pero creemos que debemos tomarlo aquí en el sentido de la neutralidad emocional que no quiere decir necesariamente frialdad, pues, cuanto mayor sea la formalidad, mayores serán las probabilidades de que el comportamiento durante el acto de comunicación sea más distante y frió. El intérprete debe recurrir a sus dotes interpersonales y ofrecer calidez al presentarse a los usuarios del servicio, explicando claramente el rol que desempeñará con sus límites de acción.

Aunque no siempre podamos prever que durante la el transcurso de la interpretación surgirán ideas contrarias a las nuestras, queda abierta la posibilidad del choque entre diferentes ideologías, en cuyo caso el intérprete deberá mantener su imparcialidad.

Puesto que una vez aceptado el trabajo, éste debe ser cubierto en su totalidad, se aconseja a aquellas personas que tengan restricciones de orden religioso, racial, sexual o político, entre otras, verifiquen previamente que el servicio para el cual se les requiere no incluya este tipo de situaciones.

Este principio de imparcialidad, también hace referencia a la lealtad hacia las partes implicadas; puede darse el caso de que el intérprete se sienta más identificado con una cultura y una lengua determinadas, pero no obstante esto sería justificación para que se implicase más en una de las partes. Los profesionales siempre intentan ser consientes de esta tendencia y evitan posibles situaciones de este tipo.

No obstante, no debemos olvidar que los intérpretes somos personas: tenemos sentimientos hacía los mensajes y las personas con las que estamos involucrados. Estos sentimientos pueden variar desde interés, rabia, diversión, aburrimiento, alegría, tristeza; por ejemplo, un intérprete del ámbito sanitario puede verse afectado a la hora de comunicar una noticia como “su hijo de seis años tiene leucemia”. Es obvio que una situación de este tipo pueda afectar a un intérprete profesional y verse comprometida su imparcialidad.

Remuneración por el servicio

La solicitud de una remuneración económica por la prestación de un servicio de interpretación no sólo es asunto de negocios, también es un tema ético. Los intérpretes tienen la obligación de informar a los clientes acerca de las tarifas de los servicios antes de acordar nada.
Existen ya unas tarifas orientativas en el mundo de la interpretación. Dichas tarifas deben respetarse, pues, de no ser así, se está dañando la imagen de la profesión: un intérprete que cobre unos servicios a un precio inferior al establecido, está obligando, en cierto modo, al resto de sus colegas a bajar sus propias tarifas; en el caso contrario, es decir, que un profesional que obligue a sus clientes a pagar una tarifa superior a la estipulada, está dañando la imagen profesional de los intérpretes.
Existen determinadas circunstancias en las cuales un intérprete se ofrezca a prestar un servicio de forma gratuita En estas situaciones, debe tenerse en cuenta tres aspectos:
  1. Se debe evitar que el interpretado se sienta objeto de caridad.
  2. No se debe permitir que se bajen los niveles de calidad del servicio, por el mero de hecho de que éste sea gratuito.
  3. Y finalmente se debe proteger a otros intérpretes, ya que de lo contrario, podría llegar a propagarse la idea de que la interpretación es un acto voluntario y gratuito.

Por ello, habrá momentos en que la interpretación se pueda “pagar” no sólo con dinero en efectivo y deberá ser el intérprete el que elija si desea recibir dinero a cambios de sus servicios, o una simple satisfacción personal.

Todo lo expuesto anteriormente podría considerarse como el decálogo del intérprete, una serie de normas morales y éticas que sería aconsejable que el profesional tuviera muy en cuenta a la hora de actuar; virtudes como la tolerancia, el conocimiento y la capacidad de comprender deben estar estrechamente asociadas a dicho decálogo.

Enlances de interés:

www.adica.org.ar
www.eurotrad.org
www.aati.org
http://www.edesclee.com/Pdf/9788433021274.pdf
http://www.aice-interpretes.com/esp/deontologico/codigo.phtml
http://aiic.net/ViewPage.cfm?article_id=24&plg=3&slg=1
http://www.tradulex.org/Regles/eticaACTI.htm
www.traductores.org
www.rediris.es
www.colegiodetraductores.org
www.fit-europe.org
www.translationforlawyers.com
www.languageline.com
www.theinterpreterfriend.com

La Importancia de la imparcialidad….

An American outlaw rides across the border into Mexico and robs a train, taking several thousand dollars worth of gold.
The Mexican police capture the man and they're sure he's the train robber. But, they don't speak English. So, they send a
man to town to find an interpreter.
The interpreter shows up at the jail and the questioning begins:
Police Chief: We know you took the money and we want to know where it is right now!
Interpreter: We know you took the money and we want to know where it is right now!
Train robber: I don't know anything about any money.
Interpreter: I don't know anything about any money.
Police Chief: You see this gun against your head? Well, you have one minute to tell me where the money is or I'll shoot.
(Counting down from 60...)
Interpreter: You see this gun against your head? Well, you have one minute to tell me where the money is or I'll shoot.
And mister, I would listen to him. I know the Chief and he's crazy!
Train robber: Okay! I'll tell you. Don't shoot! I hid the money in a cave across from the big boulder on the edge of town.
Interpreter: Chief, he says go ahead and shoot. He will never tell you where the money is.

INFO EXTRA

ÉTICA PROFESIONAL PARA TRADUCTORES E INTÉRPRETES
de: HORTAL,AUGUSTO
Editorial: EDITORIAL DESCLEE DE BROUWER, S.A.
Año: 2007
Precio: 19,00€



Código de Ética para Intérpretes (de acuerdo con la guía de la escuela primaria Sheridan de Sheboygan, WI , EEUU)

Papel del Intérprete

1. Confidencialidad

Los intérpretes deben de tomar toda la información que escucharon durante la interpretación como
confidencial, sin divulgar nada si no tiene el consentimiento del padre o maestro.“La meta es traducir el
mensaje fielmente, siempre transmitiendo el contenido y espíritu de la persona a quien se está
interpretando.”

2. Exactitud: Transmitir el Contenido y Espíritu de lo Que se Dice

Los intérpretes deben transmitir el mensaje de una manera cuidadosa y fiel, dando consideración a
variaciones lingüísticas en los dos idiomas y transmitiendo el tono y espíritu del mensaje original. La
interpretación de palabra por palabra pudiera no transmitir el propósito de la idea. Además el interprete
hará todo el esfuerzo para asegurarse de que el padre ha entendido las preguntas, instrucciones y otro
información trasmitida por el proveedor.

3. Fidelidad: Transmitir Todo lo que se Dice Interpretando Consecutivamente

Los intérpretes deben interpretar todo lo que se dice por todas la personas que interactúan, sin omitir,
agregar, condensar o cambiar algo. Si el contenido que va ser interpretado es percibido como ofensivo,
insensitivo o de alguna otra manera dañino a la dignidad o bienestar de los padres, estudiantes o
maestros, él intérprete debe pedir clarificación.

4. No Tener Actitud de Juicio Acerca del Contenido que se va a Interpretar

La función de un intérprete es de facilitar la comunicación. Los intérpretes no son responsables por lo
que es expresado, por las personas a quien ellos están interpretando. Aunque el interprete no este de
acuerdo con lo que se dice, piensa que no esta bien, es una mentira o algo inmoral, el intérprete debe de
omitir su opinión, no hacer ningún comentario, e interpretar todo con exactitud.

5. Abstenerse de Aconsejar

Los padres deberán preguntar por la opinión del intérprete. Cuando esto suceda, él intérprete proveer o
rectificar información que le ayudará al padre a tomar su propia decisión. La opinión del intérprete no
influenciará en las decisiones de los padres o maestros al diciéndoles que acción se debe de tomar.

6. Cláusula No-Discriminatoria

El intérprete debe de tratar a cada padre por igual, con dignidad y respeto independientemente de su
raza, color, religión, nacionalidad, convicción política o estilo de vida.

7. Aceptación del Trabajo

El nivel competitivo o sentimientos personales hace difícil cumplir con las condiciones mencionadas
arriba, él interprete deberá rehusar o retirarse del trabajo.
El intérprete deberá revelar cualquier conflicto real o que perciba en el interés que puede afectar su
objetividad. Por ejemplo él intérprete debe de retractarse de proveer servicios a miembros de familia o
amigos cercanos excepto en emergencias. En relaciones personas es difícil mantenerse imparcial o
juicioso.

8. Profesionalismo

El intérprete debe ser puntual, preparado y vestir de manera apropiada.

9. Conflicto de Interés

ÉI intérprete no promoverá negocios para su bienestar durante las secciones. Sin embargo, un interprete
puede sugerir agencias públicas cuando se le pida.

Papel del proveedor (Maestro, Consejero, Administrador)

• Use al intérprete. Los niños no son buenos interpretadores. Esto incluye hermanos adolescentes.)
Aunque los padres hablen algo de inglés, usted todavía debería usar un intérprete para asegurarse de que
todo el mensaje a sido comprendido.

• No hable con otras personas cuando el intérprete esta hablando con los padres.
Pídale al intérprete que clarifique cualquier cosa que usted no a entendido.

• Usted tiene el derecho de saber lo que se está diciendo. Todo deberá ser interpretado, es la
responsabilidad del intérprete de ser transparente.

• El proveedor tratará de desarrollar una relación de confianza y respeto con el intérprete, tratándolos
siempre con cortesía y profesionalismo en todo momento.

• El proveedor deberá de tratar a cada persona por igual, con dignidad y respeto independientemente de su
raza, color, religión, nacionalidad, convicción política o estilo de vida.

Procedimientos

1. Antes de la Presentación

El intérprete deberá dar una presentación corta. Comenzando con introducirse (nombre, ocupación),
definir su trabajo como intérprete incluyendo confidencialidad, informándole a los participantes que
todo será interpretado, y que él intérprete estará hablando en primera persona.

2. Disposición de Asiento

El intérprete se pondrá en la poción más discreta posible.

3. Interpretación

El intérprete deberá hablar en primera persona, siempre que sea posible. El intérprete tratara de
mantener la mismas variaciones lingüísticas del idioma. Él intérprete deberá aclarar cualquier barrera
cultural si es necesario.

4. Proveedor

El proveedor hará pausas después de un par de oraciones para dar tiempo, para que el intérprete pueda
interpretar todo lo que usted a dicho.
El proveedor no mirará al intérprete, sino al padre cuando está hablando para identificarse con los
padres, hablando en primera persona dirigiéndose a la familia.
Si usted tiene estudiantes dirigiendo la conferencia, él intérprete interpretará por el estudiante para
asegurarse de la exactitud del contenido.

Código de los Derechos y Responsabilidades del Alumno

Durante la primera semana de clases su hijo/ a recibirá una copia del libro llamado Derechos y
Responsabilidades del Alumno. Si no ha recibido uno y quiere una copia, por favor vea a la secretaria.
Además, su niño debe de haber recibido una copia del Código del Comportamiento del Salón de Clases. Por
favor, revise el Código de los Derechos y Responsabilidades del Alumno con su niño firme y regresar el Código
del Comportamiento del Salón de Clases a la oficina de la escuela.

9. Conflicto de Interés

ÉI intérprete no promoverá negocios para su bienestar durante las secciones. Sin embargo, un interprete
puede sugerir agencias públicas cuando se le pida.

Papel del proveedor (Maestro, Consejero, Administrador)

• Use al intérprete. Los niños no son buenos interpretadores. Esto incluye hermanos adolescentes.)
Aunque los padres hablen algo de inglés, usted todavía debería usar un intérprete para asegurarse de que
todo el mensaje a sido comprendido.

• No hable con otras personas cuando el intérprete esta hablando con los padres.
Pídale al intérprete que clarifique cualquier cosa que usted no a entendido.

• Usted tiene el derecho de saber lo que se está diciendo. Todo deberá ser interpretado, es la
responsabilidad del intérprete de ser transparente.

• El proveedor tratará de desarrollar una relación de confianza y respeto con el intérprete, tratándolos
siempre con cortesía y profesionalismo en todo momento.

• El proveedor deberá de tratar a cada persona por igual, con dignidad y respeto independientemente de su
raza, color, religión, nacionalidad, convicción política o estilo de vida.

Procedimientos

1. Antes de la Presentación

El intérprete deberá dar una presentación corta. Comenzando con introducirse (nombre, ocupación),
definir su trabajo como intérprete incluyendo confidencialidad, informándole a los participantes que
todo será interpretado, y que él intérprete estará hablando en primera persona.

2. Disposición de Asiento

El intérprete se pondrá en la poción más discreta posible.

3. Interpretación

El intérprete deberá hablar en primera persona, siempre que sea posible. El intérprete tratara de
mantener la mismas variaciones lingüísticas del idioma. Él intérprete deberá aclarar cualquier barrera
cultural si es necesario.

4. Proveedor

El proveedor hará pausas después de un par de oraciones para dar tiempo, para que el intérprete pueda
interpretar todo lo que usted a dicho.
El proveedor no mirará al intérprete, sino al padre cuando está hablando para identificarse con los
padres, hablando en primera persona dirigiéndose a la familia.
Si usted tiene estudiantes dirigiendo la conferencia, él intérprete interpretará por el estudiante para
asegurarse de la exactitud del contenido.




Types of conduct interpreters and translators should be required to comply with: (USA)

Ethics:
1.
Cultural sensitivity & courtesy: Interpreters and translators shall is aware of the cultural differences that may exist and is sensitive and respectful to the individual(s) they serve.
2.
Impartiality: The interpreter and translators shall maintain impartiality and shall not counsel, advise or project their own personal biases or beliefs. The interpreter shall avoid distorting the message in favor of one party or the other.
3.
Non-discrimination: Interpreters and translators shall always be neutral, impartial and unbiased. Interpreters/translators shall not discriminate on the basis of gender, disability, race, color, national origin, age, socio-economic or educational status or religious, political or sexual orientation.
4.
Conflict of interest: Interpreters and translators shall disclose any real or perceived conflict of interest which would affect their objectivity in the delivery of services. Providing interpretation or translation services, for family members or friends may violate the individual's right to confidentiality, or constitute a conflict of interest.
5.
Withdrawal: Interpreters and translators who are unable to ethically perform in a given situation, shall refuse or withdraw from the assignment without threat or retaliation.
Professional Conduct:

1.
Professional integrity: Interpreters and translators shall demonstrate professionalism and personal integrity, including:
  1. • If the interpreter or translator believes he or she may have interpreted/translated inaccurately or incompletely, he or she will make this known and, if possible, provide a corrected interpretation/translation.
  2. • If the interpreter or translator believes he or she is so impacted by the content to be interpreted/translated, that he or she becomes unable to interpret/translate accurately and completely, he or she shall inform the parties of his/her intent to withdraw without threat or retaliation.
2. Accuracy: Interpreters and translators shall render the message faithfully, conveying the content, spirit and cultural context of the original message. This means the interpreter or translator shall interpret everything the speaker or document says without changing the meaning, conveying what is said and how it is said, without additions, omissions or alterations, but with due consideration of the cultural context of both the sender and the receiver of the message.
3. Role boundaries: Interpreters and translators shall maintain the boundaries of their professional role, refraining from personal involvement. This does not mean that an interpreter cannot be friendly or develop a rapport with the person speaking, but does not represent personal involvement in their interpretation.
4. Self-evaluation: Interpreters and translators shall accurately and completely represent their certifications, education, training and experience.
5. Personal demeanor: Interpreters and translators shall be punctual, prepared and dressed in an appropriate manner and not distracting from the situation.
5. Inability to perform: Interpreters and translators shall assess, at all times, their ability to interpret/translate. Should interpreters or translators have any reservations about their competency to perform in any given situation, they must immediately notify the parties and offer to withdraw without threat or retaliation.
6. Professional development and training: Interpreters and translators shall make a reasonable effort to acquire ongoing development of their skills and knowledge through professional training, continuing education, and interaction with colleagues, and specialists in related fields.
7. Cultural competency: Interpreters and translators shall develop awareness of their own and other cultures in order to promote cross-cultural understanding. Interpreters and translators will strive to bridge the cultural differences between all participating parties, by seeking to minimize, and avoid potential misunderstandings based upon stereotyping and/or differing cultural practices, beliefs, or expectations. When clashing cultural beliefs or practices, a lack of linguistic equivalency, or the inability of parties to explain in their own words are encountered, the interpreter or translator may assist by sharing cultural information or helping develop an explanation that can be understood by all.

Confidentiality:

1. Interpreters and translators shall not divulge any information learned in the performance of professional duties. This includes any documents or other written materials.
2. Confidentiality is to be maintained in all situations, except when legally mandated to disclose information in specific situations such as child abuse, elder abuse, a persons threatening harm to him-or herself or others, or where the interpreter/translator determines to the best of their ability, that non-disclosure may result in harm.
3. Disclosure: Interpreters and translators shall not publicly discuss report, or offer an opinion concerning matters in which they are or have been engaged, even when the information is not privileged by law to be confidential.

Compliance:
Violations of the above standards may result in disqualification of an interpreter or translator and termination of the contract. A copy of a signed Code of Ethics, Professional Conduct and Confidentiality Statement must be maintained by the contractor for every interpreter and/or translator utilized to perform services under this contract. The contractor must provide a copy of the signed statement upon request of the state agency.




1
The Basic Principles of Consecutive Interpreting
| 1.1 Understanding | 1.2 Different kinds of texts | 1.3 Identification of the main ideas |
| 1.4 Analysis of links | 1.5 Memory | 1.6 Re-expression | index |

The three stages of a consecutive interpreter's work are the understanding of the speaker's original message, the immediate analysis of its content and the re-expression of the same content in another language, with the help of some notes the interpreter writes down upon hearing the original message.


The understanding we refer to here is not of words but of ideas, since an interpreter has to convey concepts.
But what happens if an interpreter doesn't know a word or an expression that he/she hears in a speech?
First of all we can underline that an interpreter can understand a speaker's meaning without actually understanding every single word and expression used.

For example, let's imagine that a delegate says :
- I don't think that the advisory committee is the appropriate forum for discussion of this point. What is important is that the groundwork be done in the technical working parties, in order to prepare the basis for a decision in the executive committee.
Let's assume that the interpreter understands neither forum nor groundwork. Yet this does not prevent him/her from understanding that (1) the advisory committe is not the right place to discuss the matter, and (2) the question has to be properly prepared for the executive committee by the technical working parties. The interpretation is possible without all the words and without changing the meaning.
There are other occasions, however, where a word is too important to be left out.
In a paragraph like this, for instance:
- Given the topography of the country, the construction of motorways has been very expensive. The Norwegians have found the solution to their financial problems by imposing tolls. And these are pretty expensive. The roads are wonderfully built, and are a pleasure to drive upon, with beautiful scenery, but when the poor drivers get to the end of their journey and have to pay the toll, they certainly feel that their wallets are much lighter.-

The key word here is toll, and if the interpreter does not know it there can be problems. But the interpreter can also benefit from working in consecutive, since after hearing the whole speech, he/she should be able to deduce the meaning of toll from the context, given the numbers of clues they have : here it is clear that we have to do with a sum of money.
Moreover, interpreters cannot be expected to be encyclopaedic dictionaries, and they must accept that there are times when they do not know a word or an idiomatic expressions. In a situation of direct contact with the delegates, the interpreter must admit his/her ignorance and, if necessary, clarify the question with the delegates. On the other hand, the interpreter does not have the right to guess at meanings in order to hide a normally possible, even if embarrassing, situation.
Furthermore, in order to understand meaning without knowing all the lexical items, and to be able to deduce from context, interpreters must in any case have a thorough knowledge of their working languages, and that's one of the reasons why it takes three to four years on average to form a professional with sufficient knowledge to allow him/her to undertake this career.

Another key element in interpreting is the kind of attention required, that is to say an active attention, which must lead the interpreter to ask him/herself : - What does the speaker mean?-
Let's examine an example :
"Despite the apparent confidence shown by the government in the latest measure it has proposed to boost the economy, business confidence remains low and the consumer climate is gloomy."
Here we have three ideas, immediately expressed:
1) The confidence of the government;
2) The confidence is apparent;
3) Despite this confidence, something bad is going on.

These are ideas that have to be transmitted, not through a word by word analysis, but after analysing the whole paragraph.
The kind of attention needed here is not a natural gift : it is something which can be internalized through a specific training, and requires a great concentration power, a clear mind as well as a sound psychophysical condition.


Speeches may be of different kinds. They can present logical arguments showing both points of view on a question before arriving at a synthetic conclusion, they can be a sequence of logical deductions leading to an obvious conclusion according to the speaker's point of view, and they may simply be descriptive, focusing on an event, a scene or a situation.
There are polemical speeches, whose purpose is to convince the audience, and rhetorical ones, where content is secondary, the main aim being to pay tribute to somebody or some organization through elegant style and cultural references, and there are elusive ones, where the main aim is not communicating anything or hiding something.
If a speaker is following a logical line of thought, weighing up pros and cons, the interpreter must be able to spot the turning points in the speech, and therefore has to pay attention to discursive linking devices such as but, however,on the other hand, conversely, on the contrary,etc.
If the speech follows a series of deductions, the interpreter must pay attention to links such as as,given that, therefore,consequently,because,thence,henceforward,which can all be key words. In this case, the interpreter shouldn't miss any stage of the reasoning, lest the whole speech structure comes tumbling down.
In the case of a narrative, chronological speech, it goes without saying that an interpreter must pay due attention to time phrases, dates and verb tenses. The audience want to know what happened and when.
As concerns descriptive speeches, where there can be no logical succession of ideas, the interpreter has to decide the importance of the information and , if the speech is too fast or too entangled, note down as much as possible of the main ideas.
Speeches may also be polemic in nature, and in this case the interpreter must try not only to convey the content of the original, but also the nuances and the intensity of the feelings expressed. Or they may be rhetorical, where form becomes more important than content, such as in dinner or farewell speeches, in which the spirit of the speech, rather than its exact details, must be forcefully conveyed. In such a situation, special attention must be paid to images, metaphors and similes, anecdotes, jokes and so on.
One golden rule, however, must be remembered: the interpreter must make no addition to a speech, under no circumstance, as his/her job is to communicate a message as it is, without adding or deleting anything.

In the analysis of a message, the interpreter has to identify the main ideas and give them their proper relevance in the interpretation. Moreover, owing to the intrinsic difficulty of a speech or to the speaker's speed, he/she might be forced to omit one or more elements of the original. It is clear that if the interpreter doesn't translate some details, the interpretation will not be perfect but still adequate, whereas, if he/she misses out significant points of the discourse, the result will be a seriously flawed performance.
Indeed, interpreters should be capable of providing a summary of a speech, since delegates often don't want a detailed interpretation but only an exhaustive and precise summary of what has been said.
Generally, one can say that delegates need answers to these three basic questions : who does what, and when, and who says or thinks what.
Let's take an example :
-" The Secretary-General has put forward to the member states a new proposal for the reform of the functioning of the U:N. US State Department sources conformed yesterday that, although in principle they recognized the need for reform, they did not see it being along the lines suggested by the Secretary-General"
All this could be reduced to :
-The Secretary-General has made a proposal for U.N reform. The US has said that it is against the proposal, although it is in favour of reform in principle-
This simplification represents the main ideas according to the subject-verb-object model, but we have to keep in mind that there are always secondary details, expressed by adverbs, adjectives, lists of examples, exclamations which also have a role to play in the speech, and that, if left out, don't necessarily impinge on the substance of the message.
To sum up, the interpreter has to stress the most important ideas of a speech, pay great attention to verb forms, identify the relative value of the secondary elements of the discourse and leave out anything which is irrelevant to the understanding of the original message.

A speech is not only a sequence of ideas, but also a series of ideas related to one another in a particular way.
Ideas may be linked by logical consequences, logical causes, put together without cause-effect relations, and may also be expressed by a series of opposing concepts.
In the first and second case, the interpreter will devote special attention to the connectors used - e.g. therefore, so, consequently, as a result, due to, owing to, as, since, because- whereas in the case of sequential ideas the interpreter should not abuse the word and, thereby avoiding the risk of stylistically impoverishing the translation.
As regards oppositions, we must be aware that they can be of different kinds : they can offer an alternative, express a contradiction, contrast two situations or simply attenuate a previous idea.
For example :

1) The strong mark may not be good for our exports, but it holds down inflation. ( two alternatives)
2) You claim that you have export problems, but our figures reveal a different situation. ( contradiction)
3) Certain countries apply a strict monetary policy, whereas others feel it more important to stimulate the economy.
( contrast)
4) This is a very serious proposal. However I think that we should.....( attenuation of a previous idea )

Owing to these important differences, an interpreter must know the function of linguistic connectors between sentences in all his/her working languages.

The object is always to make the interpretation more clearly structured and therefore easier to be followed by the audience.


A consecutive interpreter listens to a speech and then reproduces it in a different language. This means that he/she must resort to short-term memory. For this reason, mnemonic techniques are of paramount importance in interpreters' training.

One possibility is that of internally visualizing the content of a speech, creating images in one's mind, and concentrating on ideas, not on single words. Another option is that of connecting the main ideas to a series of numbers, lbut an effective technique is that of concentrating on the main ideas and on the links among them, trying to reproduce the structure of the speech as a kind of skeleton.

The objective is to create a telegraphic version of the discourse, and to link its different parts through its semantic-logical connections.

In the context of speech analysis, we have to underline another basic point, that is the importance of the beginning and the end of the text to be interpreted.

The beginning is just like the starting point of a journey, and it often includes significant elements which are useful to
understand the overall meaning of a speech.
The end is usually the most important part of a message, since it contains its conclusions, or a summary of what has just been said, or a comment of vital significance, and therefore interpreters, sensing the end coming near, have to redouble their concentration in order to provide a precise, well-structured and clear oral translation of the final part of a speech.

After understanding and analyzing, interpreters have to re-express the speech they have just heard.
It must be clear that they are not required to give an academically perfect translation. Their role is to make sure the speaker is understood by the audience.
What does this mean in practice?
First, interpreters must recognize that they are public speakers and therefore they have to establish contact with the audience, speaking clearly and articulating precisely. They are supposed to establish eye-contact with the audience, since there is always the risk of looking at their notes all the time, thereby losing contact and communicative interaction with the recipients of the message.
A good interpreter will look at his/her notes only from time to time, and express the translation in an effective way, without wavering or repeating ideas, through a steady but not monotonous rhythm. When dealing with figures, for instance, he/she will reduce the pace so that the delegates can jot down notes.
The general gist of the speech will be conveyed also by means of a correct use of pauses and changes in tone, in order to enliven the performance.
Interpreting is a profession that is all about communication. In order to communicate well, interpreters have to "make their own speech" out of the speeches they interpret, and their speech must be faithful to the original and as acccurate as posssible.
Interpreters understand the ideas of a discourse and have to re-express the same ideas : therefore, they can invert the order of two sentences, merge two sentences in one, or divide long sentences up into a number of shorter ones.
In order to do that, they must have clearly understood and completely analyzed the original speech, before starting with the re-expression.
Here, there's another point to be kept in mind : real interpreters have to continue to work on their working languages, including their mother tongue, with the aim of keeping them rich, lively, effective and up-to-date.

To this end, it is possible to suggest the following :

1) Be informed about the latest national/international events
with the purpose of learning new terminology and also of
grabbing the spirit of the era we're living in;

2) Constantly enrich one's general vocabulary and style, through regular reading of a broad range of well-written publications in all working languages;

3) Following the press in one's native language too, which is
of particular importance for interpreters living abroad;

4) Watch television, see movies, go to the theatre, listen to songs in their original language.

To sum up, take advantage of all the possible resources available in their working languages in order to reach an effective, clear and elegant level of performance.



2
Note-taking in Consecutive Interpreting

| 2.1 Practical suggestions | 2.2 What to note | 2.3 How to note | 2.4 Left-hand margin and lists |
| 2.5 Abbreviations and symbols | 2.6 Frequently occurring notions | 2.7 Links and points of view |
| 2.8 Verb tenses and modal verbs | 2.9 Examples of symbols for note-taking | index |
The essential part of a consecutive interpreter's work is done in the activities already described : understanding, analysis and re-expression.
Notes are an aid to enhance the work done on the basis of these three components, not being an end in themselves, but a means to an end.
The main use of notes is to relieve memory. Although an interpreter may have understood the main ideas of a speech, it is almost impossible for him/her to recall all the elements of a five-minute speech, particularly if it contains numbers, names, lists, since such elements cannot be recalled on the basis of analysis and logic.
Moreover, through notes the interpreter can reproduce the content and structure of a speech, stressing the main ideas, the secondary elements and the relations among them.
Reflecting the speech structure in notes forces the interpreter to make an immediate, oral analysis of what he/she hears, and then, when reproducing the speech, the written structure can be used as a path to verbalize the speech again.

Note-taking is, among other things, a mechanical exercise, and a number of practical suggestions are needed.
Interpreters must take notes quickly and write on something convenient and easy to handle.
A 15cm X 20cm stenographer's note-pad is recommended, and loose sheets should definitely be avoided.
Interpreters should write only on one side of the sheets, and these must be clipped at the top, so that they can be turned quickly and easily. The best thing to be used when writing is still the good old lead pencil.
It is fundamental that the notes should be easily readable, in oder to allow visual contact between interpreters and the audience. Therefore, notes will be well spread on the page, written in large characters, and one single sentence can even occupy one sheet, without ecological concerns. Notes must be unequivocal : for instance, the abbreviation -ind must be always used to represent one idea, be it industrial or independent, without inventing symbols or abbreviations in the course of a conference : if a new symbol is used, it must be so clear as not to create problems.

The first thing to be noted should be the main ideas, first because they are the most significant elements of a speech, and secondly because they are the pillars of its structure.
It is also important to systematically note the links between the different ideas as well to divide them very clearly.
Another element which has to be clear is the point of view being expressed: the audience must immediately realize who is speaking.
As far as verbs are concerned, there are two basic things which must appear in the notes : verb tenses, with special attention to conditional forms, and modal verbs, whose semantic role in the sentence is always of paramount importance.
Other fundamental data are numbers, dates and proper names, which must be noted accurately, being preferable in a good interpretation to miss some elements of another sentence than to get names or statistics wrong.
These are some of the basic needs in consecutive interpreting as regards note-taking.Of course, interpreters have their own styles, and they could note down almost everything, or just the main elements, if they trust their short-term memory. Anyway, noting down everything, without paying the proper attention to active listening, must be avoided at all costs.

Notes should reflect the structure of a speech clearly so as to help interpreters reproduce that structure in their interpretation.
On the basis of the fundamental subject-verb-object structure, it is necessary to separate these elements clearly and to note them always in the same position on the sheets. These positions will form a diagonal axis, from left to right and from top to bottom, following this scheme:

subject(s)
verb(s)
object(s)

leaving a lot of space on the same sheet so that the secondary elements of a sentence could be noted too. The beginning of each sentence must be very clear, and notes must be taken in a concise, non-literary manner.
For instance, a text like this :

"Hungary has complained that its steel exports to the European Union are unable to develop because of excessively restrictive quotas. But the Union representative pointed out that quotas are still underused by Hungary by a large margin, so the quotas themselves didn't appear to be creating the difficulties"
could be noted down as follows:

The left-hand margin is all-important, since in this section of the sheet the subjects of and the links between the sentences are to be noted. Some interpreters may choose to leave a left-hand margin of one to two centimeters for links only.
In the previous example, it is immediately clear that the words : Hungary - because - but - so- are to be found on the same column on the left-hand margin of the sheet.

Obviously, on the one hand, ideas must be clearly linked and, on the other, they have to be clearly separated, and to this end, we normally use a horizontal or diagonal line to indicate the separation between two sentences.
As to lists, the general principle is that they should be noted vertically, as in a text of this kind :

"Western Turkey has suffered a series of natural catastrophes, violent winter storms, floodings and earthquakes"

which can be noted like this :

Also in another example, the elements of a list will be noted down vertically. So, in a sentence like :
"European Turkey, north-east Greece and southern Bulgaria have all suffered severe storms"
notes will appear in this form:

The obvious advantage of abbreviations and symbols is that they help save time in taking notes, making them more precise and complete. Moreover, the symbol represents an idea, and this will help interpreters think in terms of ideas, not words.
Every interpreter creates his/her own list of symbols, which could be rather limited or very long, according to personal criteria.
Abbreviations and symbols have to be unequivocal, in the sense that their meaning must be immediately clear when the interpreter reads back his/her notes. They must be logical, that is, they should have an intrinsic connotative function for the interpreter who uses them: they must be symbols, not signs.
They should make up an organic system, that is, one symbol can originate others, following the same logic which led the interpreter to choose a determinate symbol.

Any notion that is likely to occur often in an interpreter's work should have its corresponding abbreviation or symbol.
All interpreters should have a list of abbreviations for country names and major international organizations, as well as for the notions which come up frequently in their own particular area of activity.
Moreover, there is a whole range of notions for which symbols or abbreviations must be sistematically created : words such as policy/political, economy/economic, monetary, industry/industrial, agriculture,territory, country,nation,state,international, financial,social, situation, condition,import/export -the list could be endless- must have their corresponding symbols or abbreviations.
The Greek alphabet, mathematical and geometric symbols, international car registration codes, the Cyrillic alphabet, acronyms, suprasegmental signs, arrows and invented signs normally provide useful data bases for interpreters to start creating their lists of symbols nad abbreviations.
As to notions that occur frequently only in the context of a given meeting, special, temporary symbols can be devised especially for that particular meeting.

Links are to be noted systematically and accurately. Many professional interpreters use English link words since some of them are very short : as,so,but,for instance, can be very useful.
Similarly, points of view should be easy to note by using short English verbs as say and think or corresponding abbreviations.

The tenses that are most important to note are the present,
the past, the future and the conditional.
Experience teaches us that the most effective way to note them is to put a graphic sign near the verb form. So, an L sign will indicate the future, a reversed L sign ( ) will show the past, a circumflexed stress will show the conditional, whereas no extra sign will be used for the present tense.
As for modal verbs, it is advisable to note them in English, since they are rather short : may, must, can, want, etc.
Finally, we must stress another point : in their notes, interpreters don't use a particular language. They use a system of symbols, abbreviations, numbers, signs, words in one or more languages, thereby creating a cryptic and highly personalized language.

Country
Import
Export
Government
Policy
Economy
Society
Energy
Environment
Negotiaions
Debate
Power
Century
Month
Week
Conference
Control
Decision
Division
Say, affirm, declare, state etc.
Think, deem, conceive, etc.
Want
Must, have to
Need
Change
Agree, approve of
Disagree, reject
Increase, rise, go up
Deacrease, fall, go down

Measure
Decide
Divide
Type
Depend
Independence
Agreement
Plan, program
Market
World
Level
Example
Cause, reason
Effect, consequence
Population
Industry
Important
Treaty
State
Development
Transport
Sector
Price
Committee, commission
Competition
Expenditure,
Income
Resource
Production
Organization



Un conocido traductor-intérprete nos deja entrar en el mundo de su experincia personal a través de una entrevista. Podremos constatar cómo se aplican en la práctica las competencias y el código de conducta de la profesión.

EU conference interpreter Roderick Jones. Roderick's been translating and interpreting for twenty years.
Roderick, just how many languages do you speak?
"I personally speak five languages at the moment. English is my mother tongue. I have a knowledge of French which allows me to work into French as a conference interpreter - normally we only work into our mother tongue but I also work into French - and then I have so-called passive languages, German, Italian and Czech."
How old were you when you noticed you had something of a talent for languages?
"I personally I didn't notice at all, but it became fairly obvious when I was at secondary school the moment we started doing languages fairly seriously that that was where my strong points were, and my weak points were things like chemistry and biology which I gave up as quickly as possible. So from roughly the age of eleven I'd say."
Is there something in your family background which has given you this aptitude for languages or is it just chance?
"Nothing whatsoever I think with just one exception which is my father. My father is in fact an appalling linguist, but he's Welsh. And he is sufficiently old to be of the generation where he spoke Welsh at home, and he actually started learning English only when he went to primary school. So he is in fact bilingual Welsh-English, so maybe there's something of the genes there. Otherwise no."
When did you begin interpreting?
"I personally started in 1982. I read for a languages degree at university, a very traditional languages degree with a lot of literature and that kind of thing. I had no intention of becoming an interpreter. And then more or less by chance when I finished my studies I had the opportunity to do the in-house training which the European Commission did at that time for conference interpreters - they no longer do it. They were looking for interpreters, particularly into English. It was a very short intensive training programme and a very good one. And I just fell into it really by chance. By 1982 I was ready to start work as an interpreter with the Commission."
Do you remember your first ever conversation that you had to translate simultaneously?
"Yes, it wasn't really a conversation, it was actually a meeting, so we were working in simultaneous interpreting, in the conference interpreters' booths, with the headphones and the microphone and everything. It was a very banal, some would say boring meeting about the administration of railways. I can still remember that. When you work as a conference interpreter in the European Commission in simultaneous interpreting, you don't work on your own. There are two or even three of you sitting together in the booth, and as it was my first day of course they put me with a senior experienced colleague who looked after me extremely well. And I can still remember that at the end of the day's interpreting, one of the British delegates came into the booth, popped his head round the door, and thanked us for the quality of our interpreting. That was my very first day at work, and I should imagine it's happened to me less than five times in the following twenty years!"
What was your worst experience as an interpreter?
"My worst experience as an interpreter...I wouldn't have one single such experience, but it's always the times when you get things wrong and you know you shouldn't have got it wrong. There is some background information you should have had, there is something you should have picked up in the course of a meeting and you didn't. Something really banal I remember - there was a discussion about the diplomatic status of a country, whether it was allowed to participate in an international conference, whether they were allowed to be full participants, or just observers, or whether they were to be present without even having observer status. And I didn't pick up the difference between the last two. And when they came to the conclusion, I got it wrong, and said they could be observers when in fact they couldn't. This was at ambassadorial level, it was fairly serious, there was a minor diplomatic incident. That kind of thing is very embarrassing, and I confess on that particular occasion it really was my fault. So you feel really bad about it."
Do you always translate everything verbatim? Do you ever censor what a speaker is saying, if he starts swearing for example?
"We never interpret verbatim. I stress very strongly that interpreting has - in the word itself - interpretation. Interpreting is not a literal transliteration of what is said, and that's really, really important. You understand the meaning of what is said, you understand the meaning in context, and then you transpose the original into your target language, rather than doing a literal translation."
But if, say, an Italian diplomat suddenly loses his temper and starts using rude Italian phrases about somebody, would you translate them into the most colourful language you could think of in English, or would you tone it down a bit?
"I would tend to tone it down. That kind of thing has happened to me. It happens very rarely I must say, because we generally work in the context of politicians, diplomats, civil servants, who tend to be rather urbane."
Tell what happened in one of those examples.
"Well, I can remember that one French speaker was extremely crude about the behaviour of the attitudes of other delegations, and I think if one had translated it honestly into English, one would have been using four-letter words, very strong language. Quite simply, in order to avoid upsetting people and unnecessarily adding to the tension in the room I think the interpreter is entitled just to tone it down a little bit." You work for the European Commission. Can that not get terribly boring sometimes, translating long speeches about farm subsidies or something?
"I think it can involve working in very routine meetings, which if taken at face value can be boring. I would admit that. But I would say two things. One, it's compensated for by the fact that you don't always work in such meetings -you also work in incredibly interesting meetings where sometimes quite literally history is being made. I personally was one of the interpreters on the day the European Commission took its decision - formally - to give the green light for this forthcoming accession, when ten new countries will be joining the EU. In fact I interpreted the presentation by the commissioner responsible for enlargement, the German Mr Guenter Verheugen. So that is fantastic. The other thing is that I think interpreting is more than just working with the intrinsic content of the speeches you're translating or interpreting, I think there is also the sheer intellectual pleasure of dealing with the language problems that you're faced with in any translation. So even if they're talking about boring administrative questions concerning the price of potatoes, nonetheless that can be put in an interesting way or it can be put in a way which creates an interesting translation problem. So you can get an awful lot out of the job and I don't think you need to be bored, no."
So it still remains a challenge then.
"Yes. I've been doing it for over twenty years. I'm taking a bit of break in a way because I'm doing another job in Prague at the moment, but basically it is the job I enjoy and I still get a great kick out of it after more than twenty years."



New Hampshire Department of Education

Although a person’s ability to speak a particular language is often the only criterion a district uses in the hiring process, the following guidelines should be considered to achieve best results. These guidelines can also be used to develop a series of interviewing questions when hiring translators and interpreters.
Linguistic Competencies:
  • ability to comprehend and converse effectively in English and the targeted language
  • proficiency in both reading and writing in English and the targeted language
  • ability to paraphrase effectively
  • ability to adjust to different levels of language complexity
  • working knowledge of educational terminology
Professional Competencies:
  • ability to function as a member of a team
  • ability to maintain confidentiality
  • respect for the feelings of students and their parent s
  • impartiality
  • respect for the roles of other professionals involved
  • knowledge of child development and cross-cultural variables
  • understanding of educational procedures and the assessment process
Translation of School Documents
Under federal law, school districts are required to provide translations of key school documents and assessment information “to the extent practicable”. Such documents may include: Home Language Survey, parental notification letters for ESOL program placement and reclassification of students, assessment score reports, grade reports, basic school notices (permission for field trips, school closings, etc.), application for free and reduced lunch, and parent handbook. Translations should be documented with the name, current address, email, and phone number of the person who was hired to do the work. If a translation of an essential school document cannot be done for a particular language, an effort must be made to find a qualified adult who can provide an oral interpretation of the document for the student and/or the student’s parents or guardian.
Interpretation Services
School districts may need to provide oral interpretation services for school enrollment (including completion of the Home Language Survey) and conferences between parents and teachers or guidance counselors. An interpreter may also be needed when discussing possible referrals for special education services. Please note: interpretation should be provided by a qualified adult; in educational settings, it is inappropriate to ask a child or student under 18 years of age to interpret for teachers, parents, counselors, or administrators.



Frequently Ask Questions
Electronic Equipment
Credentialing
What is Interpreting? Skills and Techniques
Why do interpreters need remote equipment; why can’t they just sit next to the person and whisper?
Imagine if you had to whisper your entire message or presentation to a participant while at the same time listening while someone else speaks. Whispering into someone’s ear is very tiring for more than a short while: the interpreter is forced into an awkward physical position, arched over someone else’s shoulder; only one ear faces out to the well of the room, so the interpreter has to strain more to hear the original; often the speakers have their backs to the interpreter; the interpreter’s close physical proximity to participants causes a false impression of intimacy and partiality; and the interpreter is more likely to be interrupted by the listener with questions, comments, or attempts to engage the interpreter in casual conversation.
Remote equipment has many advantages: the interpreter has an unobstructed view of the speakers; the interpreter can move if there are audibility problems; the interpreter is free to concentrate on the message without interruption or distraction; and the team can function smoothly by relying on the microphone at convenient times. In addition, if the listener is hard of hearing or needs to amplify the sound of the interpreter’s voice, he can do so by adjusting the volume control on the earhooks/headphones, without affecting others in the room.
In short, remote equipment is a boon to interpreters because it permits them to do their job more efficiently. Also, since the equipment can transmit on many channels, up to eight different languages can be broadcast at once (with a separate interpreter in each language), and there can be more than one person listening.
What is a certified interpreter?
The term "certified" is often used as a catch-all phrase to refer to any interpreter who works in a courtroom, but standards are far from uniform, and court interpreting is still partly an unregulated profession. State and federal courts have different qualification procedures and different performance standards.
Properly speaking, a certified interpreter is one who was passed an examination mandated by legislation to assess competency for court proceedings.
On the federal level, the Court Interpreters Act of 1978 mandated that a national certification examination be developed to test for knowledge of both languages and interpreting skill, administered through the Administrative Office of the U.S. Courts. The federal interpreter testing program was developed in 1980. Interpreters of all languages are qualified differently in each district, due to the fact that there is no nationally recognized court interpreter test in most languages.
Currently the states have several different kinds of interpreter testing, but not all tests are recognized by law as certification tests. In New York state, interpreters who work full time or per diem are tested and approved by the state, but the state does not certify interpreters. New York state currently tests in 12 language combinations. New Jersey also has a program for qualifying interpreters, but it is not a certification exam.
Other states, such as California and Washington state, do have interpreter certification exams in many languages.
Sign language interpreters are tested through their professional association, the Registry of Interpreters for the Deaf.
Why aren’t the state and federal courts moving to develop more interpreter tests or to agree on uniform testing?
Interpreter exam development and administration is costly, and testing programs have been affected by political priorities and budgetary constraints. Different jurisdictions have different language needs, and interpreters are relative newcomers to the court system. The professionalization of the field is only 25 years old.
In federal court, how are interpreters qualified in languages that are not certified?
Interpreters for in-court proceedings are screened by the Chief Interpreter, or their qualifications are determined by the presiding judge. In some districts, such as SDNY, an in-house test is administered to interpreters of many, but not all language combinations. Those that are currently tested in the SDNY include: Russian, Polish, French, Italian, Mandarin or Cantonese, Fuzhou, Arabic, Greek, Portuguese.
What is the difference between interpreting and translating?
Interpreting is the conversion of speech (spoken language) while translation is conversion of text (written language) from one language into another. However, many people use these terms interchangeably, as in "The interpreter will translate the document out loud to the witness." (The correct term of art would be "sight translation" because the interpreter is reading a written text and translating it on sight rather than in writing. A written text is much more dense than a spoken utterance. If you want a document read to your client, the interpreter can be more accurate by doing a sight translation rather than simultaneously interpreting your reading of the text.)

Can’t all interpreters translate documents , and all translators interpret orally?
No. Translation and interpretation are different skills, though both language-related. An analogy would be that a criminal attorney does not necessarily know patent law well enough to practice it tomorrow morning. A ballet dancer does not necessarily dance swing. Some, but not all, interpreters are well versed in written translations as well; however, most professional translators have never worked as interpreters. Competency examinations test for different skills in each category. (For example, at the United Nations, the Interpretation Department is a wholly separate entity from the Translation Department.) For court work, the lines are not so clearly drawn, but it depends entirely on the nature of the assignment. For example, tape transcripts are a hybrid form, part oral and part written, and some interpreters specialize in preparing them. But one cannot assume that any interpreter will be able to produce a good transcript.
Different areas of the brain are used in these disciplines. People who are fast thinkers and fast reactors tend to prefer interpreting, in which decisions about language, structure and meaning have to be made in split seconds. More logic-loving, scholarly, detail-oriented people prefer translating, which takes place in isolation, and gives the translator the ability to consult many dictionary sources before making a final decision.
What is the difference between simultaneous and consecutive interpreting?
The main difference lies in the time lag between the original speech and the interpretation into the foreign language. Simultaneous is "continuous flow" whereas consecutive has a "stop-and-go" rhythm. It is comparable to the difference between doing consecutive and concurrent time.
Simultaneous is real-time interpreting: speakers talk as they normally would, without pause, as the interpreter listens to one language and speaks in another, all at the same time (hence the term simultaneous), with the voices overlapping, though the speaker’s voice is dominant and the interpreter whispers into a microphone. It is also known as U.N.-style interpreting. Simultaneous interpreting is the only way to provide a running rendition of everything said without requiring the original speaker to stop after every sentence. Few people can interpret simultaneously at a high level of accuracy (80% or better), regardless of their ability to speak the two languages in question. Simultaneous interpretation calls for concentration, mental flexibility, and wide-ranging vocabulary in both languages. Research has shown that 23 cognitive skills are involved in simultaneous interpreting. Current neurological research reveals that interpreting draws heavily upon both left-brain and right-brain functions.
Consecutive interpreting involves a pause between language conversions: first the interpreter listens to the entire original phrase or passage, and then interprets it into the other language. This mode is used for Q & A of non-English speaking witnesses, and requires more waiting time. It is important for the interpreter not to be seen whispering to the witness, for that would convey intimacy or collusion to the jury. It is equally important for anyone else in the courtroom to hear the interpreter’s choice of words so that the transparency of the proceedings be evident.
Consecutive interpreting calls for excellent short-term and long-term memory, note-taking skills, a grasp of subtle nuances in both languages, and a mastery of speaking styles so as to preserve the "flavor" of the testimony.
Which is harder to do, simultaneous or consecutive?
It is a matter of preference, skills and practice. Simultaneous involves more diverse brain functions and most people need special training and much practice to acquire the skill. However, consecutive, especially at the witness stand, is not easy, either, and is more stressful because everyone is watching and the interpretation is always open to criticism.
In some situations, interpreters may use a combination of both techniques so as not to lose the flow of natural conversation. However, it is difficult to interpret simultaneously without equipment, because at close quarters, both voices overlap, and it will be hard to hear either the original or the interpretation.



Trained interpreters.
A 10 min video that shows our competencies and code of ethics.
Enjoy while learning!
http://www.youtube.com/watch?v=cNDVw9cA6Qc&feature=related

_

||
¿Qué recursos tenemos en la traducción médica?

Lydia Brugué Botia

Rubén Giró Anglada
Abstract
Specialized translation requires a great deal of investigation and when we speak of medical translation in particular we should keep in mind the fact that each medical specialty has its own particular vocabulary. In addition to the vocabulary common to all branches of medicine a translator must be familiar with the specific terms in each of the different fields of medicine. When faced with a text of these characteristics, as for example, an article on ophthalmology, what tools should we be aware of in order to translate the text as accurately as possible? Will a good medical dictionary suffice? Or perhaps will more help be needed? In this workshop we intend to present the major reference resources available to the medical translator, the most appropriate tools and those elements that are fundamental in achieving the maximum perfection in medical translation: specialized and general dictionaries, web pages, glossaries of medical terms and acronyms or abbreviations, databases, translation software (especially TRADOS), specialized periodicals, interviews with medical personnel, consulting with other translators …. From this point of view the objective of the session is to become aware of the types of texts available and their focus and to present a work method for medical translation that will contribute to perfecting our translations as competent professionals.

1. Introducción a la traducción médica

Mucha gente nos ha preguntado si es difícil entrar en el mundo de la traducción médica. Nosotros les hemos dicho que, como en otras especialidades, es cuestión de saber dónde buscar. Incluso les hemos comentado que, a partir de la propia experiencia y lo que hemos podido ver, el mercado de este tipo de traducción es muy amplio. De hecho, existen muchas revistas de medicina que se traducen al español, como por ejemplo la European Respiratory Journal. Incluso la revista española Archivos de Bronconeumología, especializada en neumología, se está traduciendo al inglés. Si pensamos en la cantidad de facultativos que hay en todo el mundo, y si tenemos en cuenta que la mayoría de ellos escriben artículos y que los escriben en inglés (o que alguien tiene que traducírselos para publicarse en inglés), sea o no ésta su lengua madre, entonces veremos que realmente las salidas profesionales de esta especialidad de traducción son muchas. Y están muy bien pagadas.

En cuanto a las principales dificultades de la traducción médica, encontramos varias: el lenguaje médico no es sintácticamente tan complicado como la traducción jurídica, por poner tan sólo un ejemplo, dado que son frases cortas, objetivas y bastante claras. Sin embargo, aunque la frase sea corta y no contenga demasiados relativos, contiene un vocabulario especialmente denso. Si leemos la frase “In disseminated histoplasmosis in athymic mice infected with Histoplasma capsulatum, oral fluconazole was equivalent to oral ketoconazole and ip amphotericin B in prolonging survival of the mice compared to untreated animals” (Zervos and Meunier, 1993) seguramente no entenderemos casi nada de lo que nos dice, y nos tendremos que documentar mucho para lograr comprenderla. Así pues, entramos en la cuestión de la investigación y la documentación. Del mismo modo que hay textos que no requieren demasiada investigación, como por ejemplo un ensayo de opinión sobre la segunda guerra mundial, en textos médicos deberemos buscar entre diccionarios, libros médicos, manuales de estilo, glosarios, páginas web, e incluso preguntar a médicos en persona.

Otra dificultad es saber encontrar todos estos recursos. De aquí proviene el título de la conferencia. Consideramos que el traductor o traductora tiene que llegar a desarrollar rápidamente técnicas y estrategias para detectar lo antes posible el lugar donde cree que podrá encontrar lo que está buscando. Para poner un ejemplo muy sencillo, el término “ketokonazole” no lo encontraremos en un diccionario general. Pero ya tenemos que saber dónde encontrarlo.
Por este motivo, hemos dividido este taller en distintos tipos de recursos que nos ayudarán a traducir textos médicos: recursos informáticos, recursos impresos y otros recursos. Además, pondremos ejemplos de varios de ellos y hablaremos de la relación del mundo médico con el farmacéutico y su influencia en la traducción, hablaremos de tipología de textos y también de los distintos campos de la medicina.

2. Tipología de textos

La mayoría de textos que hemos traducido son: artículos de revistas y sus correspondientes resúmenes, informes de medicamentos (fármaco-toxicológicos, clínicos), protocolos, registros o instrucciones de maquinaria médica (por ejemplo, aparatos de radioterapia o máquinas de diálisis). Hemos traducido medicamentos genéricos, desde antidepresivos hasta antihistamínicos, pasando por antihipertensivos. Hemos hablado de ginecología, inmunología, oncología, psiquiatría, oftalmología o genética. Hemos traducido textos llenos de siglas, de citas, de datos numéricos, de listados de enfermedades, o textos con fuente tamaño 8. Hemos traducido textos de calidad inmejorable, tanto por la calidad del inglés como por la calidad de la presentación y formato (especialmente, en digital), como textos que no se podían ni leer (en papel).

3. Distintos campos de la medicina

Tanto es bueno traducir mucho sobre un mismo tema como traducir textos distintos. Es bueno especializarse en traducción médica, pero también es bueno no olvidar otros tipos de textos e ir aceptando trabajos de todo tipo, siempre que estén bien remunerados, como textos sobre turismo, gastronomía, economía o cultura. Es bueno especializarse porque, si trabajamos con programas de traducción asistida, de los que hablaremos más adelante, iremos ampliando nuestras bases de datos y tendremos mucho material fiable con qué trabajar y acelerar el proceso de traducción. De todos modos, veremos en este taller que existen muchos campos dentro de la propia medicina, y que cada uno de ellos tiene un vocabulario especializado distinto.
Sin duda alguna, habrá un vocabulario básico común entre todos estos campos, como por ejemplo los nombres de patologías y partes del cuerpo (anatomía). Consideramos que es básico conocer los máximos términos posibles o también la etimología de las palabras.
Cuando empezamos a trabajar, abrimos una base de datos en Trados que se llamaba “medicina”, y allí íbamos incorporando todo tipo de textos, pero más adelante nos dimos cuenta de que íbamos acumulando frases y frases muy útiles, pero que aquello se estaba haciendo enorme y que sería mejor crear bases de datos nuevas según la especialidad médica: psiquiatría o neumología, entre otras. De esta forma, las traducciones son mucho más precisas.

4. Recursos

4.1. Recursos informáticos

En este subapartado querríamos hablar concretamente de los programas de traducción asistida. Muchos traductores todavía no los utilizan, ya sea porque traducen poco y creen que no les será útil, por el precio que cuestan, o porque no saben cómo funcionan, pero desde aquí nosotros promovemos su uso, dado que consideramos que son mucho más que útiles en todos tipos de traducción, pero sobre todo en la médica y otros tipos de traducción técnica. El sistema de Trados, por ejemplo, se basa en algunas macros que van abriendo pares de frases. Veremos en un cuadro la frase en inglés que habrá abierto el programa y, en otro cuadro marcado en otro color y que está vacío, veremos el espacio donde traducir esa frase en lengua original. Al dar la orden de “cerrar”, el programa nos guardará la frase en la memoria de traducción y nos la recordará cuando encontremos otra igual o parecida. Según sea 100% coincidente o menos, aparecerá marcado en distintos colores. Los programas de traducción asistida tienen otros programas complementarios, como es el caso de MultiTerm en el caso de Trados, con glosarios que podemos importar o crear nosotros mismos.
Las ventajas de los programas de traducción asistida son que cuando ya los sabes manejar (el aprendizaje es muy rápido) aceleras el proceso de traducción y puedes encontrar frases repetidas que dejarás igual sin tener que volverlas a escribir, lo que hará aumentar la coherencia del texto y, por lo tanto, su calidad.
Otros programas de traducción asistida son Deja Vu, Wordfast, SDLX o Star Transit. Principales diferencias entre ellos:
Deja Vu, SDLX y Star Transit tienen como principal ventaja que tienen interfaces propias de usuario, es decir, no necesitan otros programas para funcionar, como es el caso de Trados, el cual se instala sobre el paquete Office de Microsoft. El caso de Wordfast es un poco especial: el programa se parece mucho a Trados, también se instala sobre Microsoft Word y actúa ejecutando macros; la gracia de Wordfast es su precio casi ridículo y la compatibilidad con las bases de datos y los códigos de Trados. Otra ventaja de SDLX y Star Transit es que disponen de versión profesional y de versión para traductores o “satellite”. Estas versiones pueden descargarse gratuitamente y, por lo tanto, si una empresa trabaja con alguno de estos programas, el traductor autónomo no tendrá que adquirir la versión completa; así se abre un poco el mercado.
Otros recursos informáticos son los glosarios que podemos encontrar por la red. Aquí me gustaría recordar que no todo lo que vemos por Internet es de fiar. Claro que podemos encontrar glosarios fiables de empresas dedicadas a la investigación médica o farmacéutica, clínicas y hospitales, etc. Pero también debemos tener en cuenta las diferencias entre países en los que se habla español. Es decir, no podremos utilizar demasiados extranjerismos en un informe que se tiene que presentar al Ministerio de Sanidad español para el registro de un medicamento genérico. En cambio, si tradujésemos un informe de las mismas características para un cliente colombiano, deberíamos cambiar nuestras estrategias de traducción. Sí que es cierto que muchos términos ya se están aceptando, como el famoso “test” en lugar de prueba o ensayo, aunque muchos otros se dejan en inglés, a pesar de tener traducciones en español ya aceptadas.
El español tiene muchas ventajas si lo comparamos con otras lenguas, como el catalán. En catalán es más difícil encontrar diccionarios o glosarios médicos que en español. Hay menos recursos. Pero se deben saber aprovechar.
Para textos con muchas siglas, por ejemplo, tenemos páginas web fiables como __www.acronymfinder.com__ donde nos aparecerán las siglas más frecuentes (en inglés) y divididas por campos: tecnología, medicina, sociedad, etc.
En la red no sólo encontraremos glosarios y diccionarios (recordemos que podemos añadir a nuestro navegador, en “vínculos”, el diccionario de la RAE que, además, acaba de publicar nuevas entradas aceptadas por la academia), sino también gran cantidad de “textos paralelos” que nos ayudarán a traducir. Sin embargo, de nuevo debemos ser precavidos, debido a la publicación en masa de textos que pretenden ser científicos y no llegan ni a divulgativos, pero que sin embargo a ojos de alguien que no sea un experto, podrían pasar por científicos o semicientíficos. La experiencia no acabará guiando en nuestras búsquedas diarias.

4.2. Recursos impresos o publicados

¿Qué diccionarios técnicos debemos utilizar? Dependerá de muchos factores. Un buen diccionario médico general nos será fundamental. Por ejemplo, a pesar de contener muchas entradas de español sudamericano, una obra excelente es el diccionario Stedman’s de Ciencias Médicas Inglés-Español / Español-Inglés. También encontramos la versión monolingüe en inglés con ilustraciones y explicaciones. Para traducciones inversas es fundamental.
En cuanto a los manuales de estilo, un buen manual para redactar en inglés (traducción inversa) sería el American Medical Manual of Style, aunque es muy denso y espeso. Sin embargo, tiene un índice muy explicativo en el que buscar aquello que nos interesa: cómo escribir los decimales en inglés, o bien cómo traducir organigramas, figuras, tablas o gráficos.
Otro problema que debemos afrontar es saber dónde encontrar este tipo de obras, dado que es muy difícil encontrarlas en una librería general. En la ciudad de Barcelona, por ejemplo, hay una librería científica, llamada Díaz de Santos, que se ubica en la calle Balmes, y también hay otra llamada Freixanet en calle Provenza, las dos de fácil accesibilidad.
Recordemos que, como autónomos, tenemos derecho a desgravar todos los gastos relacionados con nuestra profesión, entre ellos la adquisición de obras de referencia, que no son precisamente baratas.
El cliente, si tiene a su disposición glosarios o listas de abreviaturas, debería poderlas pasar al traductor/a. Es una buena manera de mejorar la relación cliente-traductor/a y de facilitarle el trabajo (y, también, mejorar la calidad de la traducción).
Las suscripciones a revistas (hoy en día casi todas están en versión virtual) son especialmente útiles, ya que podemos hacer consultas en sus foros en el caso de las suscripciones por Internet, y porque contienen mucha terminología y nos acostumbramos a leer textos escritos por profesionales de la medicina.

4.3. Otros recursos

Cuando hayamos agotado todos los recursos informáticos y en papel, tenemos otros que nos serán de gran utilidad, pero de los cuales no podemos abusar. Se trata de las consultas a amigos especialistas, en este caso médicos. Sus respuestas en cuanto a información y contenido son prácticamente perfectas, aunque debemos tener en cuenta que su dominio lingüístico no suele ser todo lo bueno que querríamos.
Abusar de su confianza puede ser contraproducente, por lo que es recomendable acudir a ellos con cuentagotas.
Por otro lado, también se tiene la posibilidad de acudir a centros especializados, como hospitales, clínicas, centros de investigación, farmacias, entre otros. Eso sí, sin tener vergüenza. En este caso pueden pasar un par de cosas: que no nos quieran ayudar porque no es su obligación... y que encontremos alguna buena persona que nos dedique unos minutos de su precioso tiempo para intentar resolver nuestras dudas. De nuevo, tiene que ser uno de nuestros últimos recursos.
Las asociaciones de traductores son indispensables para el traductor profesional, ya trabaje en una agencia como asalariado, ya trabaje como autónomo en casa. Estas asociaciones tienen como objetivo crear una comunidad profesional de traductores e intérpretes dinámica y basada en el compañerismo, cooperación, confianza entre profesionales de un mismo sector y la lucha por lograr un colegio de traductores y los derechos dignos de los que disfrutan otros colegios, como el colegio de farmacéuticos o el de médicos, abogados, arquitectos, etc.
Mencionaremos algunas de estas asociaciones en España:

ASETRAD – ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE TRADUCTORES, CORRECTORES E INTÉRPRETES
TRIAC – TRADUCTORS I INTÈRPRETS ASSOCIATS DE CATALUNYA PRO COL·LEGI
ATIC – ASSOCIACIÓ DE TRADUCTORS I INTÈRPRETS DE CATALUNYA
APETI - ASOCIACIÓN PROFESIONAL ESPAÑOLA DE TRADUCTORES E INTÉRPRETES
ACE TRADUCTORES – ASOCIACIÓN COLEGIAL DE ESCRITORES – SECCIÓN AUTÓNOMA DE TRADUCTORES DE LIBROS
ASOCIACIÓN PROFESIONAL CATALANA DE TRADUCTORES E INTÉRPRETES JURADOS
ATG - ASOCIACIÓN DE TRADUCTORES GALLEGOS
AGPTI- ASOCIACIÓN GALLEGA DE PROFESIONALES DE LA TRADUCCIÓN E INTERPRETACIÓN

Suelen tener listas de distribución a las que te inscribes y donde puedes hacer consultas varias sobre traducciones que estés haciendo en ese momento, consultas para tus investigaciones, estudios de traducción, y donde puedes responder las dudas de otros traductores. A veces se publican ofertas de trabajo, e incluso algunas de estas asociaciones tienen página web propia donde se publican los currículums de los miembros. De esta manera, posibles clientes se pueden poner en contacto contigo vía correo electrónico.
Una de las mayores ventajas, dejando de lado la solución de dudas concretas, es que podemos leer o solicitar información sobre agencias de traducción o clientes particulares para saber si son de fiar o no. Así pues, nos podemos ir creando una lista “negra” de agencias por las que nunca trabajaremos.
Centrándonos más en la traducción médica, podríamos hablar de listas o foros de esta especialidad que aparecen por Internet. Entre ellas, Medtrad (grupo de medicina y traducción) donde se proporciona ayuda mutua en materia de traducción, redacción y corrección de estilo, de textos médicos y científicos en español. La página web consta de una biblioteca, un glosario propio, publicaciones de artículos de miembros del grupo donde se habla de terminología, lenguaje científico, campos por investigar, etc.
El apartado “recursos” contiene varios enlaces divididos en categorías que resultan muy prácticos, como por ejemplo diccionarios y glosarios en línea (glosario de genética, diccionario de alimentos, entre otros). En el apartado “medicina” hay varias páginas web sobre medicina, como por ejemplo un compendio de medicina interna de la casa Merck o la revista española de medicina legal.
En Medtrad encontraremos el Manual Merck, cualificado como la Biblia del traductor médico.

5. Ejemplos prácticos

5.1. Recursos en línea

Mostraremos ahora algunas de las páginas web que consideramos más importantes en la traducción médica y en las que nos basamos para traducir como profesionales de esta especialidad de traducción:
__http://www.onlineconversion.com/__
¿Por qué los ingleses no cuentan como el resto del mundo? Pues dado que no lo hacen, tenemos que encontrar recursos para entender sus cantidades. Ayer mismo un colega que no sabe inglés nos preguntaba cuánto era una distancia determinada en pies. Desde luego, si no tenemos una tabla de conversión delante, o si no somos muy hábiles con las reglas de tres, tendremos un problema.
__http://europa.eu.int/eurodicautom/Controller__
Tras mucha controversia sobre su cierre, finalmente se ha quedado entre nosotros. Entre google y eurodicautom, podemos resolver el 80% de nuestras dudas. Se trata de un diccionario en línea multilingüe elaborado por los profesionales de la traducción que trabajan en la Comisión Europea. Es muy completo, dado que contiene no sólo la traducción del término en concreto, sino el campo, el contexto y otras informaciones útiles.
__www.acronymfinder.com__
En esta sencilla página web encontraremos siglas y acrónimos desarrollados. El problema es que la mayor parte de siglas son inglesas y que, por lo tanto, encontraremos pocas equivalencias en español. También se puede ordenar por campos. Es una página realmente útil.
__www.rae.es__
Qué decir... Tiene la ventaja de no tener que entrar siempre en la web, ya que puedes añadir el diccionario directamente a la barra de vínculos y, con un solo clic, puedes realizar directamente una consulta.
__www.termcat.es__
Es el centro de terminología de Catalunya. Sin embargo, tienen entradas en catalán, español, inglés y francés. Puedes escribirles para hacer consultas que normalmente te resolverán en 2-3 días como máximo, especialmente si les comentas que eres traductor.
__http://vademecum.medicom.es__
Es la página web oficial de Medicom, la empresa que publica el vademécum español. El vademécum es el compendio de medicamentos registrados por el Ministerio de Sanidad. Nos sirve para buscar nombres de medicamentos, de compuestos e ingredientes, o bien características (interacciones, posología, efectos secundarios, etc.) en español.
__www.portalfarma.com__
Página web de la Organización Farmacéutica Colegial, es decir, de todos los colegios oficiales de farmacéuticos de España. Contiene casi la misma información que Medicom, aunque aquí está mejor ordenada, y tiene más opciones, como por ejemplo, la búsqueda cruzada (por ejemplo, buscar dos medicamentos para tienen interacciones farmacológicas).

5.2. Programa de traducción asistida

A pesar de haber traducido ocasionalmente con Deja Vu, Wordfast, SDLX y conocer Star Transit, el programa que más utilizamos es Trados. No es nuestra intención hacer propaganda de un programa concreto, sino sólo explicar nuestra experiencia profesional.
A continuación enseñaremos las funciones básicas del programa, introduciendo un texto en inglés para ver como funciona. No vamos a traducir, sino que sólo enseñaremos algunas funciones básicas para los que se inicien; es decir, introducir documentos, analizar el número de palabras (y con ello elaborar presupuestos aproximados), cómo se traduce frase por frase, qué pasa cuando aparecen repeticiones o frases similares y cómo se devuelve el texto “limpio” al cliente.

5.3. Diccionarios y manuales de estilo (escaneados)

A continuación os enseñamos algunos de los diccionarios que utilizamos para traducir textos médicos. Los hemos escaneado para que se puedan recordar no sólo por su nombre sino también por la visualización de sus entradas.

Diccionarios: Stedman monolingüe (www.amazon.com)
Stedman bilingüe
Manuales de estilo: AMA (www.amazon.com)

5.4. Glosarios

A veces, los clientes nos proporcionaran algún glosario que tengan a su alcance y otras veces tendremos que buscarnos la vida. A continuación, os enseñamos dos glosarios facilitados por una farmacéutica: un glosario técnico con términos, textos, usos principales, excepciones, de términos técnicos, más centrado en la producción y envasado de medicamentos y otro sobre términos médicos, de la misma casa (Novartis). El hecho de que la empresa Novartis cree un glosario es idóneo para sus traductores, ya que se conseguirá unas traducciones de mayor calidad y más coherentes entre sí.

5.5. Páginas de asociaciones

__www.proz.com__
Ésta es una página web de traductores para traductores. En ella, podemos hacer consultas sobre todo tipo de terminología y, dado que está formada por un gran número de profesionales, las respuestas suelen ser bastante rápidas (en menos de una hora en el mejor de los casos). Además, todas las dudas resueltas pasan a engrosar los glosarios propios de la asociación. Muy recomendable.
__www.traductors.com__
Aquí tenemos la página web de Traductores e Intérpretes Asociados Pro Colegio, escogida al azar como página web de una asociación en la que se publican tarifas orientativas.

6. Desde la promoción hasta la independencia como traductor freelance

No tenemos que esperar a organizar nuestro futuro profesional cuando tengamos el título en las manos. De hecho, unos meses antes, si tenemos previsto que todo salga bien, ya podemos empezar a buscar información sobre agencias especializadas en traducción científica, especialmente médica, y no descartar otras especializadas en otros temas. Tenemos que estar abiertos a aceptar cualquier tipo de traducción, eso sí, nunca por tarifas ridículas, y siempre dentro de unos límites. En los foros de las asociaciones de traducción de las que hemos hablado nos ayudarán si tenemos dudas sobre tarifas.
Nosotros aconsejamos presentarnos personalmente en los posibles futuros clientes, dado que así tenemos más opciones para hablar de nosotros, nuestra experiencia (aunque al principio pueda ser poca o nula). En tal caso, tenemos que expresar nuestro más profundo interés por trabajar exclusivamente como traductores y hablar de las especializaciones que hemos trabajado durante la carrera: traducción científica, jurídica, psicopedagógica, etc.
Cuando nos llamen, y esto podría suceder en pocos días, o en muchos meses (nos llamaron en una ocasión 1 año después de entregar el currículum), seguramente nos harán traducir un fragmento de prueba de algún texto. Por ejemplo:

Consejos a partir de nuestra experiencia: no tirar nunca la toalla. Seguir insistiendo. La insistencia es fundamental para no sólo conseguir clientes en un principio, sino mantenerlos y, en el caso (muy normal) de que algunos ya no vuelvan a llamar, conseguir clientes nuevos.
Hay traductores que no quieren trabajar con agencias, porque se quedan una parte de lo que podría cobrar el traductor si trabajase con cliente directo... Al principio creemos que no se puede elegir, y que nunca se pueden cerrar puertas, pero eso ya es cuestión de preferencias personales, en lo que no vamos a entrar.
En cuanto a las tarifas por palabra/página, tampoco quiero entrar en ningún debate. Tan sólo aconsejar las páginas de información sobre tarifas de las asociaciones de traductores, aunque a veces nos las imponen las agencias y tan sólo puedes escoger entre “lo acepto” o “no lo acepto”.
Eso sí, en teoría, la traducción científica es de las mejores pagadas del mercado.

7. Trato con el cliente

Tanto en el caso de agencias de traducción (científica o no) como en el caso de farmacéuticas, hospitales, etc., debemos cuidar el trato con el cliente. Gracias a esto podremos mantener una cartera de clientes. ¿Cómo conseguirlo? Pues dedicando una pequeña parte de tu tiempo a promocionarte, construyendo una página web, apuntándote a listas de traducción, enviando currículums por Internet, por correo tradicional y presentándote en las agencias, entre otras estrategias. Es imprescindible aprender siempre cosas nuevas y no quedarnos estancados, especialmente en cuanto a las nuevas tecnologías se refiere.
Se tiene que ser listo tanto para mantener clientes como para mantenerlos a raya. Tenemos que decir que NO siempre que no podamos aceptar una traducción, aunque tengamos miedo de que no nos vuelvan a llamar. Aunque no tengamos más traducciones que hacer. Pero si ese texto no lo puedes hacer por algún motivo, es preferible decir que NO antes que aceptarlo, hacerlo mal, y que nunca más te vuelvan a llamar. Las empresas saben valorar los NO como signos de profesionalidad.
Además, no debemos dejarnos aplastar, ni con volúmenes de trabajo inaceptables ni con urgencias extremas, ni con pocas facilidades en general. Somos un sector profesional que se tiene que defender, como mínimo hasta que tengamos un colegio que lo haga por nosotros.

8. Conclusiones

No quisiéramos extendernos demasiado en las conclusiones. Tan sólo recordar algunos puntos que consideramos imprescindibles:
- con la traducción médica contribuimos en los avances tecnológicos.
- con la traducción médica nos especializamos en un tipo de traducción que tiene muchas salidas profesionales y que se paga muy bien.
- con la traducción médica nos convertimos en un sector de traducción muy específico en el que existen pocos profesionales por el momento, así que el volumen de trabajo que recibiremos será mayor que en otros tipos de traducción.
- la traducción médica requiere mucha investigación, así que es básico tener espíritu de “búsqueda y captura”.
- más que nunca, necesitaremos ser rigurosos, objetivos, concisos y muy claros.
- aunque al principio pensemos que es muy difícil traducir estos textos, veremos que poco a poco adquiriremos una práctica tal que nos compensará el esfuerzo inicial.
||

Skills needed by professional translators and conference interpreters

Ability to understand is essential for both translation and interpreting. You can't express the content of a speech or text clearly unless you have understood it in the first place. So translators and interpreters must have a thorough knowledge of the source language, a well-developed ability to analyse and some knowledge of the subject matter. Translators' skills
Excellent drafting skills, in order to produce texts that don't 'sound like translations'. Thoroughness and accuracy, so that they remain true to the sense of the original and all the information it contains.
Specialised translation is impossible without terminological and documentary research and liaison with specialists in the field.
Translators must have an enquiring mind, a desire to learn and a sense of initiative. Translators often have to work under pressure (for short deadlines) so they must be adaptable and well-organised.
Interpreters' skills
Conference interpreters must be effective communicators, at least as spellbinding as the speakers.
Conference interpreters must keep rigorously up to date with world affairs and the various areas in which they work.
When the microphone is on, there is no time to look things up in dictionaries and encyclopaedias: the interpreter has to be on the ball. Interpreters work without a safety net and must possess gifts of intuition and flexibility, with rapid reactions that enable them to tackle any subject by any speaker without being thrown.
Interpreters must possess diplomatic skills and be sensitive to the context and the situation in which an utterance is made if they are to communicate the speaker's intention correctly.
THE HALLMARKS OF. Good Translation: understanding of the original text a high standard of analysis
ACCURACY AND FAITHFULNESS TO THE ORIGINAL a high standard of research a good written style
Good Interpretation: understanding of the original speech quality and speed of analysis ACCURACY AND FAITHFULNESS TO THE ORIGINAL a high standard of advance preparation a high standard of spoken language
What sort of training...
All roads can lead to translation and interpreting. There is no standard route to the job of translator or interpreter, although they do require specific skills.
The basic requirements are a perfect mastery of your mother tongue and a thorough knowledge of one or more foreign languages; in addition, it may be useful to have specialised knowledge of a scientific or technical field, or of law or economics, depending on the area you want to work in.
Most employers require translators and interpreters to have a university degree and to pass tests to demonstrate their ability (many translators' and interpreters' associations impose the same requirements). Universities in the UK and Ireland offer first degrees in translation and interpreting (lasting three or four years) and postgraduate degrees (usually one year). These teach interpreting and/or translation to a professional level. Many translators and interpreters have a first degree in languages and a postgraduate qualification in translation and/or interpreting. Degrees in other subjects — economics, law, or technical subjects — can also be a useful basis for a career in interpreting or translation, as long as you have the necessary language skills in addition. Technical experts who have acquired language skills can also make good translators. Some specialised training is recommended in addition, as a way of learning the methods and techniques specific to translation and interpreting.
For example, scientists or engineers who have worked abroad for several years could take up technical translation when they return to their home country, as long as they have the necessary language knowledge and writing skills. Periods spent living outside one's home country — studying in another country, or work placements abroad — are a major advantage for translators and essential for interpreters.
The interpreting and translation professions are open to people with disabilities. Several international organisations, including the European
Union institutions, employ blind interpreters and visually impaired or deaf translators. The translator's job often involves other skills too, such as revision, project management and prospecting for business.carto on strietc.... for what sort of job?
Translators and interpreters can work in the public sector (as national, European or international civil servants), in the private sector (as employees of commercial companies, translation companies, etc.) and in community groups and voluntary organisations.

Translators and interpreters may work in-house as salaried employees, or they may be self-employed as freelances. It is also possible (but rare) to work as both a translator and an interpreter.
There are many varieties of translation: 'general' financial legal technical (medical, scientific, computers, etc.) literary Internet chats videoconferences etc.
<www.medtrad.org/panacea.htm>
TribunaPanace@. Vol. V, n.o 16. Junio, 2004 127
En un interesante trabajo sobre la enseñanza de la traducción técnica y científica en la combinación lingüística alemán-español, S. Gamero Pérez y A. Hurtado Albir1 proponen impartir dicha asignatura a través del diseño de los siguientes objetivos generales de aprendizaje:
1. Conocer los aspectos profesionales de la traducción técnica y científica.
2. Asimilar los principios metodológicos de la traducción técnica y científica.
3. Saber traducir géneros técnicos y científicos. El primer objetivo general, cuya finalidad «es que el estudiante conozca los requisitos profesionales y asimile el estilo de trabajo del traductor profesional en el ámbito técnico y científico»,1 lo desglosan en diversos objetivos específicos e intermedios, a saber:
1. Conocer el mercado laboral de la traducción técnica y científica.
1.1. Conocer la ubicación en el mercado profesional.
1.2. Conocer los requisitos profesionales.
2. Dominar las herramientas del traductor técnico y científico.
2.1. Conocer y saber utilizar las fuentes de documentación.
2.2. Saber manejar los diccionarios especializados en soporte electrónico. ¿Y ahora qué? Salidas profesionales del traductor médico M.ª Blanca Mayor Serrano,
a Juan José Arevalillo,
b Xosé Castro Roig,
c Estela de Migueld y Miguel Turrióne
a Doctora en Traducción e Interpretación, Granada (España). Dirección para correspondencia: blancamayor@yahoo.es.
b Director gerente de Hermes Traducciones y Servicios Lingüísticos, S. L., Madrid (España).
c Traductor autónomo, Madrid (España).
d Servicio de Traducción. RoNexus Services AG, Basilea (Suiza).
e Dirección General de Traducción. Comisión Europea, Luxemburgo.

Resumen:
A pesar de que la traducción médica ocupa un lugar destacado en el ámbito de la traducción técnica y científica, y de la relevancia que suponen los estudios empíricos sobre los aspectos profesionales de dicha disciplina para vincular su docencia a las necesidades del mercado, hasta la fecha no disponemos en España de trabajos semejantes.
A falta, pues, de informes detallados sobre la situación del mercado laboral de la traducción médica no ya sólo dentro, sino también fuera de nuestras fronteras, hemos elaborado el presente trabajo con dos objetivos:
1) Mostrar que el conocimiento de los aspectos profesionales de la traducción médica constituye uno de los pilares básicos sobre el que ha de asentarse la metodología de dicha disciplina.
2) Iniciar al lector interesado en el mercado de la traducción médica, tanto en el sector público como en el privado. Con este trabajo pretendemos, asimismo, ilustrar la necesidad de que los planes de estudio tengan un planteamiento más práctico y estén orientados hacia una mayor especialización, lo que redundaría en mayores posibilidades de incorporación a la profesión, que adolece de una significativa falta de traductores cualificados.
Now what? Professional opportunities for medical translators

Abstract:
Despite the fact that medical translation is prominent within the realm of technical and scientific translation, and that empirical studies on the professional aspects of this discipline are obviously important so that teaching can be linked to market needs, to date we have no studies of this type in Spain.
Given the lack of detailed reports about the professional market in medical translation not only inside, but also beyond our borders, we have prepared this article with two aims in mind:
(1) to show that familiarity with the professional aspects of medical translation is one of the basic pillars on which the discipline’s methodology should rest, and
(2) to introduce interested readers to the medical translation market, both in the public and the private sector. With this article we also seek to show the need for academic curricula to be more practically oriented and geared toward greater specialization, both of which would increase one’s chances of gaining entry into the profession, which is seriously short of qualified translators. Panace@ 2004; 5 (16): 127-134. Tribuna www.medtrad.org/panacea.htm 128 Panace@. Vol. V, n.o 16. Junio, 2004
2.3. Saber emplear aplicaciones informáticas útiles para la traducción.
2.4. Desarrollar un espíritu crítico.
3. Saber recorrer las etapas de elaboración de la traducción.
1. Conocer el mercado laboral de la traducción técnica y científica
Este primer objetivo general resulta de gran utilidad para el estudiante de Traducción, sobre todo si tenemos en cuenta los resultados de las encuestas que S. Cruces Colado realiza cada año a sus alumnos de primer curso de Traducción, las cuales «muestran un enorme desconocimiento de la finalidad de la titulación y de sus principales salidas profesionales».
2. El conocimiento de los aspectos profesionales de la traducción técnica y científica —especialmente del mercado laboral y el dominio de las herramientas del traductor especialista en este ámbito— constituye, pues, uno de los pilares básicos sobre los que ha de asentarse la metodología de dicha disciplina por las razones que esgrimimos a continuación.
1.1. Conocer la ubicación en el mercado profesional El mercado de la traducción técnica y científica vive una época de intensa actividad debido en gran medida a la introducción de las computadoras en casi todas las parcelas del saber, tanto de las artes como de las ciencias. La inmersión de la informática —ya no como ciencia independiente, sino como complemento indispensable— en sectores tan dispares como la literatura y la robótica, o la medicina y la arquitectura, ha sentado las bases de un desarrollo tecnológico y científico difícilmente previsible hace treinta años. Como resultado de lo anterior, tanto el aspirante a traductor como el experimentado asisten, desde hace pocos años, a una ampliación de su campo de influencia, ya que los avances técnico-científicos y sus tecnicismos derivados están presentes en disciplinas muy diversas. Además, el principal logro de la informática aplicada al campo de las comunicaciones —Internet—nos permite acceder a sectores, mercados y países que hace años eran difícilmente alcanzables. Un ejemplo ilustrativo lo podemos hallar en el portal de empleo que la Comisión Europea ha lanzado recientemente. La página <www.europa. eu.int="" eures="" index.jsp=""> ofrece información sobre los mercados de trabajo de la UE y facilita al ciudadano comunitaro todas las claves necesarias para fomentar su movilidad geográfica. O este otro sitio más específico: <europa.eu.int/spain/servicio_ documentacion="" oposiciones.htm="">, donde se anuncia, desde España, la oferta en materia de oposiciones a la Unión Europea (por supuesto, no sólo para traductores). El futuro se presenta halagüeño a corto y medio plazo. Los avances tecnológicos y científicos progresan a buen paso, y la transmisión del conocimiento a escala internacional corre paralela, así que es fácil suponer una demanda mantenida de traducciones entre varios idiomas. En el caso del español como lengua de destino, sigue avanzando con fuerza la demanda del llamado «español neutro», destinado a lectores y usuarios de todo el mundo hispanohablante, y cada vez cobra más fuerza el «español estadounidense», para la creciente población hispana de aquel país, porque, recordemos, Estados Unidos es el quinto país en número de habitantes hispanohablantes.
1.2. Conocer los requisitos profesionales El traductor que empiece a dar sus primeros pasos en esta especialidad —y en otras—, antes siquiera de pensar en buscar trabajo, debe aprovechar todas las fuentes de información a su alcance para conocer la situación actual, las tarifas y el volumen de oferta y demanda en su país y en otros, así como sus derechos y obligaciones deontológicas y tributarias. Como en tantas otras facetas de la vida, la información es fundamental, imprescindible. Asimismo, deberá pertrecharse de un cedazo para cernir la información y dejar que pase la opinión. Este detalle es especialmente importante, porque si bien Internet, las listas de correo y los foros son necesarios, en ellos se vierte un volumen ingente de información muy entreverada de opinión. Así, si un principiante busca la traducción de un término dudoso en Internet, es más que probable que encuentre tantos miles de páginas con la traducción correcta como con la incorrecta. Del mismo modo, si el traductor principiante se suscribe a listas de correo y pregunta cómo está el mundo profesional, encontrará tanta gente que le diga que está mal como gente que le diga que está bien. Por eso, el planteamiento inicial debe de ser básicamente escéptico y cartesiano; de lo contrario puede resultar frustrante para el traductor no avisado. En cuestiones crematísticas, el traductor debe informarse muy bien sobre cuáles son los tipos de tarifas, además de los importes que se consideran mínimos, normales y elevados en la especialidad y en el país en el que vaya a trabajar. Por ejemplo, uno de los problemas más acuciantes de la traducción en general, y la técnica y científica en particular, al menos en España, es la cuestión de los precios. A los exiguos precios tradicionales en nuestro país, se unen los precios —también bajos— de Iberoamérica. La diferencia entre estos precios y los que se barajan en Europa o Estados Unidos es escandalosa. La proliferación de traductores no ayuda demasiado al respecto, ya que muchos de los recién licenciados, ante la acuciantenecesidad de trabajar, regalan sus precios —unos precios que difícilmente van a poder subir en el futuro, o por lo menos al ritmo deseado—, por lo que son presa fácil de agencias de traducción o clientes finales con pocos escrúpulos —o sin ellos— que literalmente los explotan. Bien es verdad que el riesgo con este tipo de traductores puede ser significativo, ya que quizá les falte el rodaje necesario para acometer esa clase de traducciones. Pues bien, para informarse sobre tales asuntos puede consultar con otros colegas en listas de correo, ver los precios que ofrecen algunas agencias en sus páginas web (tanto a clientes como traductores) o mirar los precios orientativos que publican algunas asociaciones de traductores e intérpretes. Si sabe buscar, también encontrará algunas páginas de profesionales que pueden orientarle sobre precios (como <www. aquarius.net="" app="" resource="" rates.cfm="">), si bien algunas de ellas no se hallan exentas de errores. De lo contrario, el traductor tiene muchas probabilidades de ofrecer una competencia desleal con la que el principal perjudicado sea él, y por ende la profesión.<www.medtrad.org/panacea.htm> TribunaPanace@. Vol. V, n.o 16. Junio, 2004
129 Al endémico problema de los precios anteriormente mencionado se suma la aparición de los programas de traducción asistida. Estos programas, lejos de favorecer los ingresos de los traductores, los recortan. Muchos clientes, con rudimentos lingüísticos muy limitados, consideran que estos programas son inteligentes y casi pueden traducir por sí solos: craso error, ya que se basan en algoritmos estadísticos para el aprovechamiento de textos traducidos; es decir, no piensan por sí mismos y son incapaces de manejar contextos con éxito. De ahí que algunos clientes no deseen pagar las coincidencias completas (los famosos 100 % matches) por interpretar que el programa lo hace automáticamente; desconocen el riesgo que entraña la polisemia en estos casos y que puede dar al traste con la traducción. Respecto al uso de los útiles informáticos, es curioso observar cómo cualquier profesional que refuerce sus sistemas con nuevos productos o máquinas que mejoren la eficacia ve sistemáticamente amortizada, con suma rapidez, su inversión, e incluso incrementa sus tarifas, porque esa nueva maquinaria le permite acometer otros trabajos para los que antes no estaba preparado técnicamente. En cambio, en el campo de la traducción rara vez sucede lo mismo, ya que la adquisición de estos programas —en muchas ocasiones por imperativo del cliente, y no como una decisión del traductor— no conlleva el incremento de la tarifa, sino más bien lo contrario, una reducción de precios por reutilización del material traducido, con independencia de su calidad o precisión. En lo personal, la búsqueda de información y respaldo resulta importante si tenemos en cuenta que esta profesión, por liberal, tiende a ser solitaria. Es una buena idea asistir a reuniones, debates y tertulias especializados, buscar asociaciones de traductores especializados en nuestra materia y federaciones o grupos de trabajo nacionales e internacionales de la especialidad del traductor que lo ayuden a ubicarse profesionalmente.
2. Dominar las herramientas del traductor técnico y científico
2.1. Conocer y saber utilizar las fuentes de documentación De nuevo la informática, Internet, ha ampliado en gran medida el concepto de documentación tradicional. Una de las enormes ventajas de Internet es disponer no tanto de enciclopedias, diccionarios o glosarios especializados como de «profesionales especializados». Internet está cambiando nuestra forma de buscar: donde antes buscábamos bibliografía y glosarios, hoy buscamos expertos y profesionales. En ese sentido, las listas de correo especializadas en traducción, o totalmente ajenas a la traducción pero centradas en la materia que traducimos, son de un valor enorme para nuestro trabajo. A modo de muestra, éstas son algunas listas de correo interesantes para traductores técnicos, científicos y médicos: • MedTrad, grupo de medicina y traducción (<www.redir is.es="" list="" info="" medtrad.es.html="">); • Trabajlenguas, ofertas de trabajo para traductores (<www. elistas.net="" lista="" trabaj-lenguas="">); • TranslatExchange, ofertas de trabajo para traductores (<groups.yahoo.com/group/translatexchange>); • El castellano, página sobre lengua con una sección de recursos para traductores (<www.elcastellano.org/rincon. html="">); • Traducción en España, lista de correo (<www.rediris. es="" list="" info="" traduccion.es.html="">); • Foros de búsqueda de trabajo y también de debate sobre terminología (<www.proz.com>, <www.translatorscafe. com="">, <www.tranfree.com>).
2.2. Saber manejar los diccionarios especializados en soporte electrónico Tener acceso a diccionarios especializados no basta. Hay una tendencia generalizada a usar los diccionarios en soporte electrónico para cubrir las necesidades de documentación básicas, y así, muchos traductores tienen grandes lexicones pero usan una ínfima parte de sus funciones. La mayoría de los diccionarios y de los buscadores en Internet tienen una serie de funciones de búsqueda compleja que son idóneas para los profesionales que trabajan con el idioma y quieren algo más que encontrar el significado de una palabra. Es importante dedicar unos minutos a configurar correctamente el diccionario o buscador y leer con detenimiento sus métodos de búsqueda, la posibilidad de emplear operadores lógicos (y, no, y no...) y otras características que suelen denominarse «avanzadas».
Sobre todo, el traductor debe encarar la tecnología no ya como un usuario normal, sino como un usuario profesional. La informática, Internet, la documentación electrónica ya no son algo optativo, sino un instrumento de trabajo, y como tal, debemos buscar la maestría en su manejo.
2.3. Saber utilizar aplicaciones informáticas útiles para la traducción Uno de los magníficos pilares sobre los que se sustenta Internet es la globalización del altruismo, el intercambio de cultura sin otro objetivo que el de disfrutar dándola y recibiéndola desinteresadamente. Aplicado a la traducción, eso se traduce en cientos de páginas, de artículos, trabajos y estudios sobre traducción gratuitamente puestos a nuestra disposición y consulta, y también infinidad de consejos, trucos y programas gratuitos que mejoran nuestra labor diaria. Por poner un pequeño ejemplo que el lector sabrá extrapolar a otros contextos: para los traductores de inglés, la conversión de unidades de medida al Sistema Internacional (el otrora sistema métrico) siempre ha sido una labor onerosa que nos obligaba a rebuscar en enciclopedias, tablas y glosarios. Hoy en día hay muchas páginas y programas gratuitos que hacen todo tipo de conversiones por nosotros y que nos han ahorrado muchas horas de trabajo y cálculos. Este podría ser uno: <www.joshmadison. com="" software="" convert="">.
2.4. Desarrollar un espíritu crítico Este punto cobra cada vez más importancia por lo que decíamos antes. Internet no es una enciclopedia, es una representación digital del mundo analógico, así que, como en éste, habrá de todo y para todos. Las opiniones personales sobre terminología resultan valiosas como lo que son —opiniones—, pero más allá de eso, el traductor debe buscar un respaldo lingüístico, científico Tribuna www.medtrad.org/panacea.htm
130 Panace@. Vol. V, n.o 16. Junio, 2004 o técnico, o una explicación racional. Las malas traducciones siempre tienen el aplastante respaldo de la estadística («es que mucha gente ya lo dice así»), y el traductor debe aplicar el espíritu crítico y decidir qué tipo de traductor quiere ser y qué tipo de traducciones quiere hacer. ¿Quiere limitarse simplemente a constatar los hechos sin argüirlos («la gente lo dice mal, y yo no soy quien para cambiarlo») o quiere continuar con la labor educativa que tantos traductores llevan siglos haciendo, es decir, transmitir el saber y los conocimientos adaptando términos a nuestro idioma para que el pueblo pueda comprenderlos? ¿Le interesa al traductor convertir a los legos en semitraductores obligándolos a aprenderse términos foráneos crípticos y en ocasiones mal pronunciados? Precisamente existe una asociación que tiene una lista de correo abierta en la que participan profesionales de muchas especialidades y en la que se fomenta el pensamiento crítico y la búsqueda de explicaciones racionales a materias que a diario traducimos: <www.arp-sapc.org>. Qué duda cabe, pues, de que tanto para los docentes como para los estudiantes de Traducción es un desiderátum disponer de trabajos empíricos sobre los aspectos profesionales de la traducción técnica y científica tan exhaustivos y pormenorizados como el llevado a cabo por P. A. Schmitt en la antigua República Federal Alemana durante los años 1989-1992. Dicho trabajo consistió en dos encuestas dirigidas a dos grupos de destinatarios. Entre el primer grupo, formado por traductores e intérpretes, se repartieron 4750 cuestionarios, de los cuales sólo se cumplimentaron 622. Al segundo grupo, potenciales clientes de traducciones, se les entregaron 33 845 cuestionarios, de los que únicamente 4240 fueron contestados. Con ambos cuestionarios se dio respuesta a cuestiones tales como:
1. Volumen de traducciones efectuadas anualmente.
2. Cobertura de la demanda.
3. Combinación lingüística y lenguas a las que se traduce y desde las que se traduce.
4. Clases de texto más relevantes en la práctica de la traducción.
5. Formación académica en campos del saber y necesidades del mercado.
6. Tipos de anuncios de ofertas de trabajo.
7. Pruebas de aptitud.
8. Rapidez exigida en la traducción de textos, etcétera.

3
Si bien ya se ha producido un acercamiento a la realidad de la interpretación de conferencias en el ámbito biomédico,
4 hasta la fecha no disponemos en España de trabajos similares al realizado por P. A. Schmitt a pesar de la relevancia de estudios empíricos de esta naturaleza para vincular la docencia de la traducción a las necesidades del mercado. No obstante, contamos con valiosas aportaciones de algunos traductores desde el ejercicio práctico de su profesión, de las que nos hemos servido, entre otras fuentes, para la elaboración del presente trabajo, dedicado a iniciar al lector interesado en el mercado de la traducción médica.
3. El mercado de la traducción médica Hemos dividido a los «consumidores» de traducciones en el ámbito médico en dos sectores:
a) sector público o institucional
b) sector privado.
3.1. Sector público o institucional En este ámbito cabe destacar la contratación de traductores por los siguientes organismos: • Organización Panamericana de la Salud: <www.pahoapl. paho.org="" pahoexternalenglish="" asepage_joblistmenu.="" asp="">. • Organización Mundial de la Salud: <www.who.int/employment en="">. • El traductor puede, asimismo, encontrar de manera muy accesible ofertas de empleo en otros organismos dependientes de la ONU: <www.un.org/depts/ohrm>. También es posible encontrarlas entrando en <icsc.un.org> y pulsando en «Job Opportunities in the UN System». • Comité Internacional de la Cruz Roja: <www.icrc.org spa="" hr="">. • Dirección General de Traducción de la Comisión Europea (DGT):
5 <www.europa.eu.int/translation_enlargement recruitment_es.htm="">. Como organismo representativo de lo que puede ser un servicio de traducción de una organización internacional, cabe detenerse en la Dirección General de Traducción de la Comisión Europea. La contratación de traductores por las instituciones de la Unión Europea suele llevarse a cabo mediante oposiciones generales convocadas habitualmente cada tres años; convocatorias que se publican en el Diario Oficial de la Unión Europea
6 «y seanuncian en la prensa diaria nacional de los países comunitarios en los que se habla la lengua de destino de la oposición».
7 No obstante, los recién licenciados o aquellos interesados en familiarizarse con el funcionamiento de la Dirección General de Traducción y adquirir experiencia pueden solicitar un período de prácticas de una duración de cinco meses, por el que percibirán una ayuda de 735 euros mensuales (<europa. eu.int="" comm="" stages="" index_en.htm="">). Varias instituciones cuentan con un programa de becas para jóvenes, con el fin de que éstos puedan adquirir experiencia profesional y personal y hacerse una idea sobre las actividades de la institución. Si bien estas becas no pueden dar lugar a la titulación como funcionario, ofrecen a los becarios la ocasión de familiarizarse con el ambiente de trabajo.
7
El aspirante ha de reunir cuatro requisitos básicos:
1. Tener un título universitario superior.
2. Ser menor de treinta años.
3. Poder traducir a su lengua materna a partir de dos lenguas oficiales de la Comunidad.
4. No haber realizado un período de prácticas en otra institución u organismo de la Unión Europea.
3.2. Sector privado Está configurado por el sector editorial, la industria farmacéutica, universidades, hospitales y centros de investigación, y empresas de traducción. <www.medtrad.org/panacea.htm> TribunaPanace@. Vol. V, n.o 16. Junio, 2004
131
3.2.1. Sector editorial Respecto a la traducción en la producción editorial española, F. A. Navarro y F. Hernández hacen una interesante aportación: «En 1987, [...] se publicaron en nuestro país 1500 libros médicos, de los que la cuarta parte fueron traducciones, en su mayoría a partir del inglés y el francés».
8 Y J. A. Cordón García concluye, tras investigar el volumen de traducciones en la producción editorial en España, que, en el ámbito de las ciencias aplicadas, es la medicina «la disciplina que más atención recibe desde el punto de vista de la traducción».
9 Por tanto, de acuerdo con los datos de la Unesco recogidos por Navarro y Hernández, España ocupaba el primer puesto en lo que a la publicación mundial de traducciones de libros científicos se refiere, junto a la Unión Soviética, Japón y Alemania.
10 En resumidas cuentas, de lo dicho se desprende que las editoriales médicas constituyen una salida profesional para el traductor médico digna de ser tenida en cuenta. Pero además de la publicación de libros, las principales revistas médicas del mundo tienen una edición española. Entre las revistas médicas que aparecen en nuestro idioma, los autores antedichos citan algunas de las más conocidas, a saber: Acta Obstetrica et Gynecologica Scandinávica, Annals of Pharmacotherapy, Archives of Dermatology, Archives of Ophthalmology, British Journal of Surgery, British Medical Journal, Circulation, European Psychiatry, Heart Disease &amp; Stroke, Hepato-Gastroenterology,
Journal of the American College of Cardiology, Lancet, Medical Letter, Modern Geriatrics, Nursing, Pediatrics, Quintessence y Weekly Epidemiological Record.
8 Ahora bien, aquellos que no se sientan muy duchos en la traducción de textos médicos de esta naturaleza tienen la posibilidad de ejercer su profesión en revistas de carácter divulgativo, como, por ejemplo, Investigación y Ciencia, versión española de Scientific American, si bien cabe señalar que los traductores que colaboran con ella «no forman parte [...] del personal de la propia revista, sino que están adscritos a un centro de enseñanza o de investigación y son invitados a colaborar esporádicamente con Investigación y Ciencia».11 Siguiendo con las traducciones de carácter divulgativo, el interesado puede probar suerte poniéndose en contacto con Ediciones B (<www. edicionesb.com="">), encargada de la traducción de guías médicas editadas por la British Medical Association.
3.2.2. Industria farmacéutica La industria farmacéutica12 se presentaba tradicionalmente como una salida profesional con futuro para el traductor médico, pues, debido a su consumo de traducciones, muchos laboratorios internacionales contaban con un departamento de traducción propio, en el que se daba cabida a varios grupos lingüísticos con un número de traductores variable en función del volumen de encargos. Actualmente, la situación es distinta. Las grandes compañías farmacéuticas se han apuntado a la tendencia empresarial de recortar gastos mediante la externalización de los servicios sin relación directa con el negocio, como la traducción, o mediante la reducción al mínimo de estos departamentos internos. Así pues, cabe afirmar que esta profesión está perdiendo «presencia» en los organigramas del sector farmacéutico. Ello no significa, sin embargo, que las necesidades de traducción de los laboratorios hayan disminuido, antes al contrario. Pero el centro de producción del trabajo se ha desplazado del interior de la empresa, el departamento de lenguas, al exterior, los traductores autónomos, que pueden hallar ofertas de trabajo en la prensa nacional, si bien el interesado puede también tener acceso a las ellas e incluso enviar su curriculum vitae a través de Internet: (<www.roche.es/rrrhh empleo.htm=""> o <www.novartis-recruiting.com:8080/index. asp="">, por ejemplo). Los recién llegados a la traducción farmacéutica no lo tienen nada fácil. La variedad de textos, la amplitud y la especialidad del ámbito científico-médico, además de las políticas internas de cada laboratorio, obligan al traductor neófito a una gran labor de adecuación. Y es que, a la hora de poner en práctica los conocimientos aprendidos en los años de formación, lo primero que nos llama la atención es lo mucho que queda por aprender, porque sería imposible abarcar la compleja realidad en los nueve meses de un curso académico. Algunas compañías farmacéuticas, como, por ejemplo, Roche, ofrecen al recién llegado a la profesión la posibilidad de trabajar en calidad de traductor en prácticas durante un período de tres o seis meses, en los que se puede experimentar cómo funciona de hecho un servicio de traducción en una multinacional del ramo. Éste es el método ideal para iniciarse en la traducción en el ámbito farmacéutico, si bien es verdad que tales puestos son cada vez más escasos y dependen de la situación financiera de la compañía en un momento dado. En su defecto, el interesado tendrá que echar mano de buenos manuales de farmacología, medicina, biología, etc., el apoyo de los colegas (como en el caso del grupo MedTrad) y grandes dosis de paciencia en los momentos de desesperación. Ante el gran número de las áreas del espectro técnico y científico, es más recomendable para el neófito profundizar en el conocimiento de una de ella en lugar de intentar saber todo de todas. Quien mucho abarca, poco aprieta. Los laboratorios farmacéuticos necesitan traducir una gran variedad de escritos, que pueden clasificarse en dos grandes grupos: textos científico-técnicos y documentos habituales derivados de la actividad empresarial. El grado de especialización de los escritos científico-técnicos varía desde la comunicación para especialistas, como expedientes para el registro sanitario de los medicamentos o manuales de aparatos diagnósticos, hasta documentos de carácter divulgativo, como folletos informativos con motivo de campañas especiales, sin olvidar los famosos prospectos de envase. En su calidad de compañías multinacionales, los laboratorios farmacéuticos precisan traducir, asimismo, todo un espectro de textos empresariales característicos, como la memoria anual y los informes periódicos de resultados. Los comunicados de prensa y las publicaciones periódicas de carácter interno también son frecuentes. Más excepcionales son las traducciones de documentos del departamento de personal, presentaciones PowerPoint para congresos, ponencias, vídeos promocionales o actas de reuniones. Si bien a los ojos de la población en general el documento por antonomasia de la industria farmacéutica es el prospecto del medicamento («Trabaja en X traduciendo el prospecto de los medicamentos»), dentro del sector el documento por Tribuna www.medtrad.org/panacea.htm
132 Panace@. Vol. V, n.o 16. Junio, 2004 excelencia es la solicitud de autorización de comercialización (New Drug Application, en inglés) de cualquier nuevo fármaco. Una solicitud de este tipo comporta reunir toda la documentación sobre el medicamento que se quiere lanzar al mercado: desde las propiedades químicas del principio activo hasta los materiales de acondicionamiento, desde el método de fabricación hasta los ensayos clínicos llevados a cabo. En el «Anexo I» de la Directiva 2001/83/CE publicada en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas n.º L 311 de 28.11.2001 (<pharmacos. eudra.org="" f2="" pharmacos="" docs="" doc2001="" nov="" codifications="" humancode2001-="" 83="" 2001-83es.pdf="">) se explican con detalle las cuatro partes en que se divide todo expediente para la solicitud de autorización de comercialización: a) resumen del expediente;
b) pruebas químicas, farmacéuticas y biológicas de los medicamentos;
c) pruebas toxicológicas y farmacológicas, y
d) documentación clínica. En este tipo de documento, el grado de especialidad es necesariamente elevado, pues se trata de una comunicación entre expertos en la materia, con lo que cabe esperar referencias a técnicas, tipos de ensayos, etc. desconocidos para el traductor inexperto y de formación predominantemente lingüística. Por ello resulta de vital importancia desarrollar un método adecuado de búsqueda terminológica. Los manuales de terminología recomendados durante la carrera describen una técnica de búsqueda tan perfecta como agotadora en cuanto a tiempo y dinero. En la vida real, el traductor que empieza no puede estar suscrito a todas las bases de datos y revistas especializadas ni tener todas obras de referencia; ni siquiera puede contar con ellas en la biblioteca de su ciudad. Ante tal evidencia, Internet se revela como la gran isla del tesoro o el amigo siempre dispuesto a echar una mano. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que Internet no tiene un departamento de control de la calidad, por lo que es sumamente importante aprender a discriminar la información que alberga. Las reglas básicas serían:
1. Buscar páginas españolas que contengan el término o la expresión en la lengua de origen, esperando que ofrezcan una versión española.
2. Considerar la fiabilidad de la información: preferir las páginas de organismos de reconocido prestigio (OMS, UE, Farmacopea española y europea, entre otros) o instituciones cuidadosas con el estilo (Doyma, MedTrad).
3. Realizar una búsqueda con la versión o las versiones en español del término o expresión original y constatar la difusión de las mismas, siempre valorando la procedencia de la información. Por último, es muy recomendable disponer de manuales especializados de materias médicas, farmacéuticas y biológicas (por ejemplo, el Farreras de medicina interna, el Flórez de farmacología humana o el Guyton de fisiología médica), pues para el principiante constituyen el primer puente hacia el campo científico y proporcionan en muchas ocasiones el trasfondo de los términos que los expertos utilizan con tanta soltura y que tan opacos pueden resultar al aspirante a traductor especializado.
3.2.3. Universidades, hospitales y centros de investigación F. A. Navarro y F. Hernández nos advierten de que las universidades, los grandes hospitales y los centros de investigación «son importantes consumidores de traducciones médicas, pero casi siempre del castellano al inglés, con el fin de publicar sus trabajos en las grandes revistas anglonorteamericanas o presentar los resultados de sus investigaciones en los congresos internacionales».
8 No obstante, como señalan los autores, los traductores deberían alegrarse por no verse obligados a traducir los textos a los que los médicos especialistas, que poseen un adecuado conocimiento en inglés, acostumbran a recurrir y que «suelen ser muy especializados y difícilmente comprensibles, incluso para otros médicos ajenos a la especialidad y hasta para los propios especialistas que no trabajan en ese campo concreto».
8 Como ejemplo ilustrativo, sírvanos un fragmento de un artículo publicado en una revista de virología: Eukaryotic HCV core expression constructs. Plasmid pBKCMVΔlacPSTP was derived from the cytomegalovirus promoter-based vector pBKCMV (Stratagene, La Jolla, COBAS AMPLICOR) by removal of the lac promoter between the Nhel and Sal sites and insertion of a stop codon linker into the ApaI-way.KpnI sites. The CH HCV cDNA comprising nt 1 to 1321 was subcloned into the Bam-HI-XbaI sites of pBKCMVΔlacPSTP to yield plasmid pBKCMVCH [...].
8
3.2.4. Empresas de traducción Cada vez más numerosas, las empresas de traducción también ofrecen trabajo a un buen número de traductores. Entre las empresas especializadas en traducción médica cabe destacar, a titulo ilustrativo, Literal Traduccions (<www. literaltra.com="">), Panatrade (<www.panatradesl.com>), Celer Soluciones (<www.celersol.com>) y Hermes Traducciones y Servicios Lingüísticos (<www.hermestrans.com>). Literal Traduccions, empresa especializada en la traducción de la documentación científica utilizada por los diversos departamentos de los laboratorios farmacéuticos, ofrece la posibilidad de trabajar como traductor autónomo a aquellos profesionales especializados en farmacia (o áreas relacionadas), rellenando un formulario muy simple al que se puede acceder a través de la dirección <www.literaltra.com/castellano raductors.htm="">. Panatrade está especializada en varios sectores, entre ellos el que denominan «farmacéutico», de cuya actividad informan del siguiente modo:
• Documentación de Registro ante la Agencia Española del Medicamento, EMEA. (Informes del Experto, cGMP, Procedimientos Normalizados, etc.). • Desarrollo biotecnológico. • Proyectos de ingeniería biotecnológica. • Validación e informes de auditoría.13 El interesado en colaborar con esta empresa tiene la posibilidad de solicitar un acuerdo como traductor autónomo <www.medtrad.org/panacea.htm> TribunaPanace@. Vol. V, n.o 16. Junio, 2004
133 rellenando un formulario al que se puede acceder a través de la dirección <www.panatradesl.com/principal.htm>.Celer Soluciones, entre otros, tiene como ámbito de especialización lo que ellos denominan «ciencias de la vida» y desarrolla su trabajo en los siguientes sectores:
• Documentación científica: artículos, libros, estudios, informes técnicos sobre aspectos referidos tanto a las ciencias médicas básicas (bioquímica, fisiología, etc.) como a especialidades (farmacología, cardiología, neurología, veterinaria, etc.).
• Manuales de entrenamiento de delegados o visitadores. • Documentación para registro farmacéutico: Parte I (informes de expertos) o Parte II (composición, método de preparación, control, estabilidad) de expedientes de registro, tanto nacionales como europeos (reconocimiento mutuo).
• Protocolos de ensayos clínicos, incluida su adaptación a la legislación española o la elaboración de índices cruzados. • Documentación de fabricación farmacéutica: PNT, seguramiento de la calidad, validación.
• Márketing farmacéutico: planes de comercialización, farmacoeconomía.
• Textos legales y reglamentarios en materia farmacéutica.14 Hermes Traducciones y Servicios Lingüísticos está especializada en la localización de programas informáticos, y en este entorno realiza un gran número de proyectos relacionados con dispositivos médicos informatizados, principalmente de electromedicina. Esta traducción suele requerir cierta especialización en el uso de programas muy específicos (por ejemplo, programas orientados a objetos para la traducción de interfaces de usuario). El contenido de estos materiales traducibles suele dividirse entre lo puramente médico y el componente informático —normalmente el más voluminoso—, en diferentes proporciones según el proyecto. Dado que los documentos que acompañan a tales dispositivos suelen ser manuales de usuario, tienen un carácter descriptivo del producto en sí, por lo que el traductor de este tipo de documentos y programas no requiere un perfil eminentemente médico, sino técnico, aunque, en función del producto que se traduzca, puede requerir cierta especialización. Es muy típico recurrir a traductores informáticos con experiencia en manuales de usuario y completar la traducción o la revisión con médicos traductores o traductores médicos, según las necesidades. Para trabajos de esta clase suele recurrirse a traductores formados internamente o a traductores externos con los que se colabora de forma habitual. Los procesos de selección no difieren mucho de los utilizados en el caso de otras especialidades concretas y se basan en las siguientes estrategias de reclutamiento:
• Recepción de currículos: tras su lectura se comprueba la adecuación a las necesidades de la empresa y se envía una prueba general o específica, según los casos. Esta prueba se revisa, se califica y se devuelve al interesado con los comentarios oportunos sobre la revisión. En caso de que la prueba sea satisfactoria, puede llevarse a cabo una entrevista para profundizar más en el perfil del candidato.
• Referencias de otros traductores especializados: es otra vía típica de reclutamiento. Por lo general, un traductor cualificado se pone en contacto con la empresa de traducción, a petición o no de ésta, con el fin de pasar la información de un traductor que se ajuste al perfil exigido, en cuyo caso se fija una entrevista para recabar más datos. En caso de que las referencias del currículum del candidato resulten suficientemente contrastadas, puede establecerse una contratación o colaboración inmediata.
• Captación directa por parte de la empresa de traducción: mediante la identificación de traductores con potencial para una especialidad determinada o que ya cuenten con esa especialización. La labor de captación suele desarrollarse en seminarios, cursos, jornadas y acontecimientos similares, en los que algunas empresas tienden sus redes a posibles descubrimientos.

Conclusión
En los últimos años, y sobre todo tras la proliferación de las licenciaturas de Traducción e Interpretación en España, los nuevos traductores tienden más a buscar un puesto de traductor contratado, a diferencia de hace un par de años, cuando preferían trabajar como autónomos.15 Esto es un indicio claro de la saturación del mercado, por lo que una especialización apropiada puede rendir interesantes dividendos. Es un hecho demostrado que los planes de estudio de un importante número de licenciaturas de Traducción e Interpretación en España se basan en la traducción literaria. Si tenemos en cuenta los datos de la American Translators Association (ATA), que aseguran que sólo un 10 %, aproximadamente, del volumen de traducción mundial se centra en la traducción literaria, se deduce que muchos de los planes de estudios actuales se alejan de la realidad de las exigencias del mercado real. En la Guía de introducción al sector de la localización,16 elaborada por la Localisation Industry Standards Association (LISA), se menciona lo siguiente:
LISA considera que el tamaño total del sector de la localización mundial asciende a un mínimo de 3700 millones de dólares anuales, con una cifra probable en torno a los 5000 millones (algunos cálculos apuntan más alto, a los 15 000 millones de dólares). El segmento de la tecnología de la información dentro del sector de la localización por sí solo mueve cerca de los 10 000 millones de dólares (con la inclusión de todos los mercados verticales, este número es sustancialmente superior). Por poner una comparación, las cifras recientes del tamaño del sector de la traducción se encuentran entre los 11 000 y los 18 000 millones de dólares (según la Asociación de Traductores Americanos, ATA) y los 30 000 millones de dólares (según la Comisión Europea). De estas cifras, así como de lo expuesto en líneas superiores, se desprende sin duda que la traducción técnica y científica en general y la médica en particular encierran enormes posibiTribuna www.medtrad.org/panacea.htm
134 Panace@. Vol. V, n.o 16. Junio, 2004 lidades de trabajo para los nuevos traductores. De ahí que los planes de estudio deban tener un planteamiento más práctico, dirigido a las necesidades del mercado laboral y orientado, por ende, hacia cierta especialización, lo que redundaría en mayores posibilidades de incorporación a la profesión, que adolece de una significativa falta de traductores cualificados.
Notas
1. Gamero Pérez S, Hurtado Albir A. La traducción técnica y científica. En: Hurtado Albir A (dir.). Enseñar a traducir. Metodología en la formación de traductores e Intérpretes. Madrid: Edelsa; 1999; 139-153, 142.
2. Cruces Colado S. Más sobre la enseñanza de la traducción e interpretación en España. La linterna del traductor 2002; (4). <www. traduccion.rediris.es="" 4="" susana.htm=""> [consulta: 15.4.2003].
3. Schmitt PA. Marktsituation der Übersetzer. En: Snell-Hornby M, Hönig HG, Kußmaul P, Schmitt PA (eds.). Handbuch Translation. Tubinga: Stauffenburg Verlag; 1998; 5-13.
4. Nos referimos al interesante trabajo efectuado de noviembre de 1997 a enero de 1998 en la Universidad de Granada a partir de un cuestionario sobre diversos aspectos de la interpretación de conferencias en el ámbito biosanitario, dirigido a especialistas de distintas disciplinas científicas y asistentes asiduos a congresos internacionales. Con dicho trabajo se trataba de confirmar: «1. El predominio del inglés como lengua de comunicación entre especialistas de distintas comunidades lingüísticas y su uso como sociolecto profesional incluso entre los hablantes de una misma lengua. 2. La “resistencia” ante el inglés de algunas lenguas, como el francés y el alemán, en determinadas disciplinas científicas. 3. El tipo de material que presentan los especialistas en estos congresos y la accesibilidad al mismo por parte de los intérpretes. 4. La necesidad de vincular la docencia a las necesidades del mercado y, sobre todo, a las necesidades de determinadas combinaciones lingüísticas». (Collados Aís A. et al. La interpretación de conferencias en el ámbito biosanitario: Análisis de la situación desde la Universidad de Granada. En: Félix Fernández F, Ortega Arjonilla E [coords.]. Traducción e interpretación en el ámbito biosanitario. Granada: Comares; 1998; 300).
5. «El pasado día 30 de enero de 2003 la Comisión Europea aprobó la Comunicación del Vicepresidente Kinnock sobre la reorganización del Servicio de Traducción. Los cambios aprobados entrarán en vigor el 1 de julio de 2003. Si bien la principal característica de dicha reorganización es el retorno a la estructura por lenguas en detrimento de la estructura por áreas temáticas, una modificación no menos importante es el cambio del nombre del Servicio y su reconocimiento oficial como Dirección General. Así pues, la nueva denominación será Dirección General de Traducción, su denominación breve será DG Traducción y sus siglas, de uso interno, DGT». Puntoycoma 2003; 79: 4.
6. Desde el 1 de febrero de 2003, fecha de entrada en vigor del Tratado de Niza, el Diario Oficial de las Comunidades Europeas se llama Diario Oficial de la Unión Europea en aplicación de lo establecido en el punto 38 del artículo 2 de dicho Tratado: «En los apartados 1 y 2 del artículo 254, la expresión Diario Oficial de las Comunidades Europeas se sustituye por Diario Oficial de la Unión Europea» (Puntoycoma 2003; 79: 3).
7. Cf. <www.europa.eu.int/translation_enlargement/recruitment_es. htm=""> [consulta: 3.6.2003].
8. Navarro FA, Hernández F. Anatomía de la traducción médica. En: Félix Fernández L, Ortega Arjonilla E (coords.) Lecciones de teoría y práctica de la traducción. Málaga: Universidad de Málaga, 1997; 137-162.
9. Cordón García JA. La traducción en España. Meta 1997; XLII (4): 752.
10. Sobre la dimensión editorial de la traducción de libros al español en lo que al campo de la medicina se refiere, véase también Segura J. Some thoughts on the Spanish language in medicine. En: Fischbach H (ed.). Translation and Medicine. Amsterdam, Filadelfia: John Benjamins; 1998; 41.
11. Fernández Polo FJ. Traducción y retórica contrastiva. A propósito de la traducción de textos de divulgación científica del inglés al español. Santiago de Compostela: Servicio de Publicacións da Universidade de Santiago de Compostela; 1999; 99.
12. A los interesados en este sector les remitimos, asimismo, a Hernández F. El servicio de traducción de una compañía farmacéutica multinacional. En: Félix Fernández F, Ortega Arjonilla E (coords.). Traducción e interpretación en el ámbito biosanitario. Granada: Comares; 1998; 141.
13. Información obtenida de www.panatradesl.com/principal.htm [consulta: 13.6.2003]. 14. Información obtenida de <www.celersol.com/soluc.htm> [consulta: 13.6.2003].
15. No obstante las preferencias, como señala X. Castro Roig, «el 95 % de los licenciados que lleguen a ser traductores serán profesionales autónomos (es casi inherente al oficio)». Castro Roig X. Traductores universitarios. <www.cvc.cervantes.es/trujaman/anteriores/octubre_ 01="" 09102001.htm=""> [consulta: 14.7.2003].
16. LISA Localisation Primer: <www.lisa.org/products/primer.html>. Traducción al español de Hermes Traducciones y Servicios Lingüísticos.

</www.lisa.org/products/primer.html></www.cvc.cervantes.es/trujaman/anteriores/octubre_></www.celersol.com/soluc.htm></www.panatradesl.com/principal.htm></www.europa.eu.int/translation_enlargement/recruitment_es.></www.></www.medtrad.org/panacea.htm></www.panatradesl.com/principal.htm></www.medtrad.org/panacea.htm></www.literaltra.com/castellano></www.hermestrans.com></www.celersol.com></www.panatradesl.com></www.></pharmacos.></www.medtrad.org/panacea.htm></www.novartis-recruiting.com:8080/index.></www.roche.es/rrrhh></www.></www.medtrad.org/panacea.htm></europa.></www.europa.eu.int/translation_enlargement></www.icrc.org></icsc.un.org></www.un.org/depts/ohrm></www.who.int/employment></www.pahoapl.></www.arp-sapc.org></www.medtrad.org/panacea.htm></www.joshmadison.></www.tranfree.com></www.translatorscafe.></www.proz.com></www.rediris.></www.elcastellano.org/rincon.></groups.yahoo.com/group/translatexchange></www.></www.redir></www.medtrad.org/panacea.htm></www.></europa.eu.int/spain/servicio_></www.europa.></www.medtrad.org/panacea.htm></www.medtrad.org/panacea.htm>


DESTREZAS DE LA INTERPRETACION SIMULTANEA__
Interpretación simultánea es aquella donde el intérprete traduce, de forma simultánea e inmediata, el discurso del orador.

Ejemplos de interpretación simultánea:

- conferencia internacional
- curso de formación
- entrevista televisada de una personalidad
- interpretación susurrada para un participante en una conferencia
- sesión en una organización internacional


Se propone los siguientes objetivos específicos para formar al alumno de la interpretación simultánea:
• Desarrollar la capacidad de escucha, comprensión, análisis y síntesis de mensajes orales.
• Tomar conciencia de la importancia del uso de la memoria en la interpretación simultánea.
• Favorecer la adquisición y el desarrollo de las tres destrezas que se superponen en la interpretación simultánea: percepción, conceptualización y enunciación.
• Potenciar la capacidad para controlar la producción del discurso propio en el idioma al que se traduce.
• Mejorar la capacidad de expresión oral en la presentación de discursos, teniendo en cuenta la claridad, la coherencia y el rigor en la reformulación de las ideas del discurso original.